Yo quería, pero tú no

Posted on agosto 28, 2012 por

1



Por Andrea González

Yo quería llenarte el corazón de chocolate,  la mirada de miel y los labios de cerezas, pero no, tú tenías que hacerlo todo muy complicado.

Yo quería recorrerte con el alma y pronunciar tu nombre con mi mirada; que mi labios besaran tus penas. Quería que mis dedos desataran esos nudos de tu esencia para que tus besos no supieran a dudas.

No me diste el tiempo que requieren mis labios para penetrar tu piel, ni mucho menos el espacio que necesitan mis palabras para ordenarte la mente, no me diste el tiempo para llevarte al cielo, o a la luna.

Tú tenías que hacerlo todo muy complicado porque no me mirabas a los ojos, porque jalabas de mis tobillos cuando quería subir tu mural, porque marchitabas mis flores con tu indiferencia.

Cada encuentro contigo me dejaba sin aroma. Te regalé mi cielo, mis ojos y mi pecho, pero nada fue suficiente para quedarme en tu recuerdo, para que tu sonrisa clamara mi nombre.

Mis lagrimitas ya tan secas no pueden expresar mi amargura y ya no hay sonrisa que llene el hueco que siento en el alma, ese hueco que es mi refugio de tu olvido, ese hueco que es mi cuna, mi condena, porque tú tenías que hacer todo muy complicado.

Fotografía: (cc)Rev Dan Catt

Anuncios