Apología a los libros

Posted on mayo 2, 2012 por

1



Por Sebastián Rodríguez

Hablar de libros no sólo es hablar de arrumes de papel con carátulas de colores que alguien escribió. Ni tampoco hablar de ese olor inconfundible entre sus hojas recién impresas (un aroma cautivador que permanece intacto a lo largo de los años). Hablar de libros va más allá. Es buscar sensaciones inexplicables, historias incontables, personajes que se vuelven nuestros amigos y nuestros amores. Es hablar de magia y de pasión. Es jugar con los límites de la imaginación.

Todo aquel que ha intentado dejarse llevar por los secretos que contiene un manuscrito puede decir con certeza que es el entretenimiento más cautivante y puro con el que ha tenido contacto. Los libros son amigos del lector narrando algo más que la vida misma. Quien lee un buen libro puede asegurar con certeza que conoce al autor de años atrás. Aunque sean un espejismo, los libros tienen esa intrigante capacidad: conectarnos con personas desconocidas y atarnos a ellas en un vinculo indestructible.

Si bien la tecnología nos ha traído al mundo del entretenimiento masivo, donde se tiene todo sin más esfuerzo que el de estar acostado mirando una pantalla, yo sigo prefiriendo la lectura para desconectarme de la realidad. Cuando lees un libro es tú mente la que define los lugares y los personajes. Las imágenes son tuyas y de nadie más. Los buenos libros, aquellos que plasman toda la dedicación de su autor, entretienen, inspiran, instruyen y construyen.

La particularidad más exquisita de una buena historia y una buena narración es aquella sensación en la que quieres continuar leyendo para saber qué pasa, pero al mismo tiempo temes que el libro se acabe. Al llegar a las últimas páginas sientes una sensación de felicidad envuelta en tristeza y frustración. Después, a buscar otro libro que te espera ansioso por ser leído, hojeado y olfateado.

Por todas esas características únicas los invito a todos a que bajen la guardia frente a los libros, dejen la pereza a un lado y descubran este maravilloso mundo de sensaciones. Una Feria dedicada a ellos acaba de terminar, pero hay cientos de librerías esperando ser exploradas. En palabras de Borges: “de los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria”.

Fotografía: (cc)Cinzia A. Rizzo / fataetoile Easter Bunny

Anuncios
Posted in: Cultura, Opinión