Prohibido Besar

Posted on julio 26, 2010 por

0


Por Christopher González*

Afuera lluvia y el pudor, adentro dolor y maquillaje, sombras, rastros y colillas de cigarrillos fumados hace mucho que dejaron aquí su cáncer atrapado; aquí, en este oscuro lugar que es un imán de tragedias y una excelente fuente de explotación de almas en pena, aquí te he venido a encontrar.

Lo que perdí no lo encontraré en ti ni en tus prendas. Tus formas mentirosas no me engañan, no me venden seguridad. Definitivamente no me atraes, pero sigo avanzando, quizá (quizá) por morbo, curiosidad ¿de qué? Si no me interesa saber quién eres fuera del cuero rojo y el exceso de perfume, porque no me permitirás saberlo, debería especular. Permíteme especular y aléjame de la verdad lo más que puedas, así tal vez valga la pena.

Que grande deberías sentirte, que imponente debería ser tu presencia, pero no veo más que sonrisas rotas y camufladas con rubor.

¡¿Qué no ves lo envidiable que eres?! Tienes un interminable recuento de historias, de hombres quebrados, hechos añicos, que vienen (venimos) a ti, en busca de ser hombres de nuevo; y tan digna tú, tan fuerte tú que con entereza maternal alivias los sollozos reprimidos, las heridas con un abrazo tibio y un poco de tu carne ¡Ja! ¿Qué es el sexo sino más que una simple actuación cuando no compartes más que fluidos?

Que astuta eres, ¿qué eres? No, no me impresiona tu mundana desnudez, no me cautiva ninguno de tus aromas, no me haces sentir bien. No comprendo todavía, y me disculpo si llego a ser cruel, pero lo seguiré siendo, porque creo que me lo he ganado, porque estoy convencido de que tengo derecho, no gracias al papel este que sigues con los ojos, no, gracias a tantas otras como tú, no como tú, pero peores.

Tan desgraciados (se llegaría a pensar) que terminas pagando por ellas y yo pagando por ti, pero sólo será esta vez. Anda, comparte conmigo tu alma hasta el amanecer de cuanto sea que este pagando, en un rato yo seré uno loco más y tu serás parte de mí, me marcharé igual de solo y vacío, tú, en cambio, recibirás al siguiente, aquí mismo, vestida de enfermera y con todo mi respeto.

Blog del autor: Sai – Yo

Share

Anuncios
Posted in: Pajazos mentales