El ejemplo empieza desde la casa, la casa de Nariño

Posted on junio 18, 2010 por

5



Por Carlos Cuervo

Nuevamente escribo porque quiero compartir mis ideas de por qué se debe votar por Antanas en segunda vuelta. Como era de esperarse, los candidatos que quedaron fuera de la segunda vuelta, Vargas Lleras, Noemí, Rafael Pardo y Petro, iban a hacer alianzas con los dos opcionados para llegar a la casa de Nariño.

Vargas Lleras selló un pacto con Juan Manuel Santos. Noemí no tiene peso en el partido conservador, por lo que esa colectividad apoyará a Santos, igual que, tras bambalinas en primera vuelta, lo hacían algunos de sus miembros. El partido liberal dejó en libertad a sus senadores para apoyar al candidato que quieran. Por el lado del polo democrático, se intentó una alianza con el partido verde, sin embargo, dicha alianza fue frustrada y los amarillos llamaron a votar en blanco para la segunda vuelta.

Yo voté por un candidato en primera vuelta, no por un partido. Al igual que muchos, no me siento identificado con el polo democrático por lo que ha sucedido durante sus gobiernos, tanto en Bucaramanga, como en Bogotá. Existe un halo de duda sobre las gestiones de los Moreno Rojas en ambas ciudades, por eso es que Petro perdió muchos votos, no fue porque fuera guerrillero, sino porque su partido se ha encargado de autodestruirse por las riñas internas y por las dudas que ha generado la contratación en ambas ciudades. Eso le quitó fuerza a él, le quitó votos de personas jóvenes que reconocen en Petro un buen político. Sin embargo, su partido hizo que muchos jóvenes se fueran con alguien que no tiene una maquinaria sólida y que no generó dudas sobre sus administraciones en la capital.

La gente reconoce en Petro capacidad, inteligencia, un conocimiento de los problemas del país. Sin embargo, hay elementos en su partido que no me gustan. Por eso voy a votar por Mockus. Uno vota por un programa de gobierno, y el de Mockus me gusta, no me llama tanto la atención como el de Petro, pero no por eso voy a dejar de apoyar un proyecto que busca eliminar la cultura del atajo, cultura que parece hacer parte de la idiosincrasia nacional. Nadie respeta a nadie, ni en la calle, ni en el bus, ni en el estadio, ni en la casa de Nariño, ni en los Ministerios, en ninguna parte. Parece ser cultural.

Es por eso que creo que los que votaron por Petro deberían votar por Mockus, porque a pesar de que las encuestas indican que la diferencia es bastante amplia y de que el Polo haya invitado a votar en blanco, es necesario demostrarle al futuro gobernante, y al actual, que hay una gran cantidad de personas que NO estamos de acuerdo con esa cultura del atajo, de la picardía, del todo vale; la desfachatez de no respetar la división de poderes, las sentencias de los jueces, únicos que durante 8 años de gobierno han sido tenaces para soportar ataques de todo tipo. Creo que se debe elegir un candidato que dé ejemplo. Acá se habla de la cultura mafiosa, de la corrupción, de la picardía, pero ¿qué puede pensar el pueblo si ni siquiera sus gobernantes respetan las decisiones de los jueces?.

Lo más importante para mí, y que creo que debe ser importante para muchos de los que dicen que van a votar en blanco, es demostrar que al menos apoyamos algo diferente, que no estamos de acuerdo con muchas de las cosas del gobierno de Uribe, que somos 5 millones los que no estamos de acuerdo con el futuro gobierno. Es necesario, mediante el voto, dar nuestra voz de protesta. Quizás muchos dirán que el voto en blanco también es una opción, lo es, pero el hecho de que no voten por un hombre que busca cambiarnos la forma de pensar del “todo vale”, esa visión maquiavélico-obduliana de que no importan los medios si el resultado es satisfactorio a nuestros intereses, demuestra que de cierta forma, apoyan la ideología del actual régimen. Y es por eso que los exhorto a votar por Mockus.

Votaré por Mockus porque sé que es una persona honesta, tan honesta que, cuando se equivoca, pide perdón. Porque sé que respetará los fallos judiciales, porque sé que no ultrajará a los magistrados de las cortes, porque sé que respeterá su plan de gobierno, será coherente con el manejo de las finanzas públicas, nos dice la verdad ante la necesidad de subir impuestos. No promete mentiras, nos dice la verdad. Porque sé que no tendrá en su gobierno “buenos muchachos” que después hacen y deshacen, así como hicieron los buenos muchachos de Uribe. Serán buenos muchachos de verdad. Gente capaz, que pudo manejar la ciudad más grande de Colombia, la que más dinero aporta al PIB.

Sé que Mockus logrará, al menos dar ejemplo desde la casa, teniendo personas capaces para manejar las pocas cosas buenas que dejo Uribe, votaré por un hombre que nos dará ejemplo. El ejemplo debe comenzar desde la casa, desde la casa de Nariño.

La fotografía pertenece a la campaña de Antanas Mockus

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized