¿Ganadores o perdedores? Elecciones presidenciales 2010

Posted on junio 4, 2010 por

1



Por Camilli1240

Las elecciones de el 30 de mayo rompieron completamente lo predicho por las encuestas y la opinión pública del país. Era evidente que habría segunda vuelta, sin embargo, no lo era tanto una victoria contundente de Juan Manuel Santos sobre Antanas Mockus, ni que Gustavo Petro y Germán Vargas Lleras obtuvieran tantos votos, ni que Noemí Sanín, junto a Rafael Pardo, como representantes de los partidos tradicionales y de 2 de las 3 fuerzas más fuertes en el congreso, obtuvieran muy bajos resultados.

¿Qué pasó este 30 de mayo?, ¿Quienes ganan y quienes pierden con los resultados?, y ¿Qué pasara el próximo 20 de Junio en la segunda vuelta?, son las preguntas que responderé a continuación para lo que realizaré un análisis de todos los candidatos sobre los resultados con relación a la campaña electoral, y posteriormente, hablaré sobre lo que puede pasar en la segunda vuelta y daré una conclusión sobre la jornada electoral.

Antanas Mockus: ¿Ganador o perdedor?

Aunque Antanas obtuvo el segundo lugar en las elecciones, hecho que le permite pasar a segunda vuelta, definitivamente fue el gran perdedor de la jornada al ser superado por Santos por más del doble de votos, contradiciendo lo dicho en las encuestas, Internet y al fenómeno político de la “Ola Verde”, y que trae como consecuencia un cambio en el panorama de las elecciones del 20 de Junio.

El bajo resultado de Antanas Mockus es culpa, en primer lugar, de sus comentarios. El afirmar que extraditaría a Álvaro Uribe, considerado por la nación como el mejor presidente de los últimos años, fue un hecho que a Colombia no le gustó, consideró que hacer eso sería traicionar a la persona que “ha llevado la paz a Colombia” y,  también sería ceder ante Ecuador y los países del ALBA que se han inmiscuido en nuestros asuntos internos.

Pero el comentario más salido de tono fue el afirmar que pagaría 1’000.000 de pesos a los médicos, lo que garantizó perder los votos de este gremio, el de los empleados públicos, y las personas que tienen alguna relación con médicos. Una victoria de Antanas implicaría una disminución de los salarios de ellos ya que Antanas para arreglar el déficit fiscal piensa hacer recortes de presupuesto. Aunque Mockus se retractó de lo dicho en ambas ocasiones, estos comentarios dan miedo y en política no se perdona este tipo de cosas.

En segundo lugar, el movimiento de la Ola Verde y su popularidad en Internet fue hecho principalmente por muchos estudiantes universitarios y las élites intelectuales colombianas, una población que no es mayoritaria y que pertenece sólo a las clases medias y altas. Muy pocas personas tienen la formación intelectual para comprender la complejidad de la política de la legalidad y cultura propuesta por él, y como pocas veces es claro -por su enfermedad-, hace que sea mucho más difícil entender su política.

En tercer lugar se encuentra su idea de aumentar impuestos. En Colombia no existe una cultura tributaria, y todavía no existe la concepción de que si se paga más se recibe más, por lo que muchas personas, al escuchar que venían nuevos impuestos, se asustaron por no entender como funcionan este tipo de políticas. Desde mi punto de vista este temor es falso. Pagar más impuestos le permite al estado generar más trabajo y, en consecuencia, disminuir la pobreza, además de modernizar a Colombia.

Su falta de claridad ha llevado a que muchas personas no entiendan, todavía, qué propone o cómo va a lograr generar ese cambio cultural que transforma elementos del ser colombiano.

Mockus defraudó a muchos adeptos a su causa por lo anterior, lo que generó la disidencia en las elecciones, sin embargo, todavía puede solucionar sus falencias y vencer a Juan Manuel Santos, como explicaré más adelante.

Lo más sorprendente de los resultados de Antanas fue la derrota en Bogotá, ciudad que dos veces lo eligió como alcalde y donde tuvo su éxito administrativo, además de ser por excelencia el lugar donde gana el voto independiente. Esta ciudad es donde vivo, y en ella las ventanas tienen afiches de él, en las calles se habla de él, y en ella se  hacen muchos flashmobs donde se le apoya y se genera un nuevo tipo de política. Me parece muy raro que Santos lo haya duplicado en votos.

Gemán Vargas Lleras: un potencial político para 2014

Germán venció a las encuestas duplicando los votos que le daban y las bajas expectativas. Más allá de la derrota electoral (al no haber llegado a segunda vuelta), logró que se conocieran muchas de las buenas ideas de su plan de gobierno que muestran la lucha contundente del uribismo contra el terrorismo, junto a las ideas de libertad e igualdad propias de su origen liberal, que propone un reformismo de manera contundente en la estructura estatal, el cual permitiría acabar la burocracia, la corrupción y la negligencia en el desarrollo de políticas, junto a la defensa de la soberanía y la persecución de los insurgentes, política que le generó el reconocimiento incluso de candidatos no uribistas como Petro y Pardo.

Germán le quitó votos a Mockus aunque Santos le quitó a él, puesto que muchas personas -aunque creían más en Vargas que en Santos- escogieron al segundo por miedo a perder su voto, lo que tal vez fue un error. Germán encarna varias de las cualidades que Colombia quiere en un lider como la claridad y contundencia en sus propuestas, que se evidenciaron en sus excelentes intervenciones en los debates.

A Vargas Lleras le faltó apoyo político, eso insidió en los resultados puesto que en el congreso su partido es muy débil, y después del transfuguismo por el retiro del apoyo a la reeleción indefinida, se debilitó considerablemente pues muchos interpretaron esto como una traición al uribismo y al presidente.

Sé que hoy perdió las elecciones, pero al mismo tiempo sé que ha nacido una fuerza política que se fortalece día a día, y que llegará al palacio de Nariño.

Gustavo Petro: la realidad del Polo

Al Igual que Gemán, Gustavo también duplicó lo que decían las encuestas pero, a diferencia de Lleraas, no genera grandes expectativas políticas para el futuro y, por el contrario, refleja la crisis del Polo Democrático. En 2006 ganaron en Bogotá y Nariño, y obtuvieron el segundo lugar en todo el país, muy buen resultado con relación a los resultados de este año en donde quedaron de cuartos y sólo obtuvo el 9% de los votos.

La cuestionada administración de Samuel Moreno en Bogotá (señalamientos de clientelismo y celebración indebida de contratos, además de los problemas del sistema de transporte masivo); las divisiones políticas entre los integrantes del Polo que muestran un enfrentamiento entre tendencias comunistas, de la ANAPO y socialdemócratas, tras haber sido el partido de congruencia de todas las minorías que fueron perseguidas en el pasado; la persecución política por parte del gobierno; las supuestas cercanías del partido y Petro (que no las creo) con Venezuela y el Alba han generado un efecto negativo en los votantes: los más críticos ya no creen en él y los más crédulos le temen.

Petro y el Polo democrático tienen un camino duro para el 2014, y muy posiblemente en las próximas elecciones de alcaldes pierda a Bogotá como su gran fortín político, por lo que antes de pensar en llegar a la presidencia, tienen que reorganizarse internamente para poder continuar sus políticas de centro izquierda, y regenerar confianza en los votantes para demostrar que las políticas de equidad social sí sirven.

Rafael Pardo y Noemí Sanín: el cambio de la cultura electoral colombiana

La gente ya no vota por los partidos y su tradición, sino por las personas y sus propuestas.  Esto se evidenció en los bajos resultados del los partidos Liberal y Conservador los cuales, aunque son la segunda y tercera fuerza en el congreso, no pudieron transferir ésta influencia a sus candidatos.

Noemí Sanín es la gran perdedora de las elecciones. Esto se puede explicar en que muchos conservadores decidieron irse con Santos al ser seguidores de Andres Felipe Arias, y los que la apoyaban también cambiaron su voto por la falta de contundencia de sus propuestas y el temor a perder su voto, por lo que otra vez  Santos también recibió esos votos.

Pardo siempre estuvo de último entre los candidatos con opción de ganar en las encuestas por lo que su resultado no fue sorpresivo. Con relación a las elecciones de 2006, la reducción de votantes fue considerable en las filas liberales, puesto que en esas elecciones tuvo más de 1’400.000 de votos Horacio Serpa, mientras que en estas elecciones Rafael no ha alcanzado ni 700.000 votos por lo que la reducción fue de mas del 50%.

Lo anterior, además de mostrar la debilidad de los partidos tradicionales, muestra que la división ya no es entre liberales y conservadores, sino entre uribistas y opositores, hecho que posiblemente se evidenciará en la formación de alianzas de liberales y conservadores con los uribistas para las próximas elecciones del 20 de junio.

Robinson Devia, Jaime Calderón y Jaime Araujo Renteria

Estos personajes juntos no alcanzan ni el 1 % de los votos, era evidente que no iban a ganar puesto que nunca estuvieron en los debates, nadie los conocía en Colombia -a excepción de Jaime Araujo que fue magistrado de la Corte Constitucional-, no tenían experiencia en política y no se conocía que proponían. La verdad no entiendo por qué se lanzaron a la presidencia inmediatamente si nadie los conocía pero supongo que les hubiera ido mejor sí se lanzaran al congreso, a las asambleas departamentales o a el consejo de sus municipios de origen y para que, después de tener una hoja de vida de trabajo político, pudieran aspirar a la presidencia.

Juan Manuel Santos: la estrategia funcionó

Se sabía que Juan Manuel pasaría a segunda vuelta, pero lo que no se sabía era que arrasaría a los demás candidatos de una manera tan contundente, duplicando a Antanas Mockus en segundo lugar y cuadruplicando a Germán Vargas en el tercer lugar. La estrategia publicitaria fue un elemento que le permitió ganar. En ella se mostró como el candidato de la continuidad y del presidente Uribe, como el candidato del trabajo y el de no aumentar impuestos(aunque nunca fue muy clara su propuesta de aumentar el trabajo manteniendo las políticas económicas de Álvaro Uribe y mucho menos su propuesta tributaria); eligió a un sindicalista como formula vicepresidencial; fue el candidato enemigo del ALBA, de los jueces ecuatorianos  y de Chávez, e incluso las amenazas de ellos a Juan Manuel le permitieron aumentar su popularidad convirtiéndose en un símbolo del estado y de la operación fénix; y también, no podemos olvidar su publicidad sucia aportada por J.J. Rendón.

Él prometió muchas cosas a los electores, pero manteniendo las políticas de este gobierno es muy difícil que se cumplan puesto que la política económica de Uribe de Inversión extranjera y explotación de nuestros recursos no renovables no genera trabajo y aumenta la desigualdad social, su política de unidad nacional no se puede dar por las divisiones ideológicas con los demás partidos, y su promesa vencer el terrorismo manteniendo sólo la seguridad democrática es algo muy difícil de alcanzar puesto que no soluciona el problema del raíz.

Este resultado evidencia que definitivamente Colombia no aprende y que su nivel crítico ante los falsos positivos, las chuzadas, la parapolítica y J.J Rendón es mínimo. Son actos que han puesto en riesgo la democracia y el bienestar nacional. Mockus tiene claro que se debe corregir y educar al pueblo para que no cometan estos errores ya que votar por Santos es legitimar estos hechos. Santos es responsable de esto por linea de mando y todos los escándalos ocurrieron principalmente en su ministerio; pero también se evidencia que si Mockus gana tiene un camino muy difícil, puesto que la ignorancia pareciese un defecto genético del colombiano que los limita mentalmente de mirar lo que pasa a sus alrededores y no más allá de las cuatro paredes en donde viven, legitimando “la corrupción y la desigualdad social  que nos condenan a una violencia eterna”.

¿Qué pasará el 20 de junio?

Todo está a favor de Juan Manuel Santos hasta el momento, sin embargo, Mockus todavía puede ganar si no comete más errores políticos, consigue apoyo en los votantes de los candidatos perdedores y modifica su plan de gobierno permitiendo el ingreso de nuevas ideas, si es claro al referirse a los temas que le importan a Colombia como la generación de empleo y las políticas sociales, y si no cae en el juego sucio de J.J Rendón y de la maquinaria de Santos. También esperemos que Chávez y sus secuaces no ataquen a Juan Manuel porque esto en vez de afectarlo le sube la popularidad.

Santos también tiene que cuidarse, no cometer errores políticos como los de Mockus y pedirle a sus votantes que se mantenga, además de esperar que no lo vinculen directamente en las investigaciones de alguno de los escándalos del gobierno nacional o que se destape uno nuevo, puesto que aunque Colombia no es crítica, puede que nos sorprenda si se diera un hecho más grave que estos últimos en donde Juan Manuel este involucrado.

Colombia este 20 de junio tiene una gran responsabilidad en sus manos y debe votar a conciencia por la continuación de las políticas uribistas o por  un cambio social que permita al pueblo llegar más lejos, por lo que no debe caer en el juego sucio y debe ponderar las debilidades y fortalezas de cada candidato para poder elegir el mejor destino y no que en 4 años nos arrepientamos de lo hecho.

Las fotografías pertenecen a Noemí Sanín, Antanas Mockus, Germán Vargas Lleras, Gustavo Petro, Rafael Pardo, La voz de la consciencia y Juan Manuel Santos

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized