De votos verdes, naranjas y blancos.

Posted on junio 2, 2010 por

9



Por Paola Ordóñez

Creo que los resultados del domingo pasado dicen muchas cosas. La primera, y la más importante, las encuestas pueden crear mundos o destruirlos fácilmente. Si hubo un gran perdedor no fue Mockus, fueron las encuestas a las que tantos colombianos creyeron y por las cuales muchos cambiaron su voto. Me atrevería a decir que sólo acertaron en dos resultados: Gustavo Petro con un porcentaje cercano al 10% y Rafael Pardo con uno cercano al 5%. En los demás resultados ni siquiera con un margen de error del 5% -estoy siendo más que generosa- le pegarían al perro.

A final de cuentas, pasó lo que tenía que pasar y que tantos colombianos temíamos… ganó nuevamente el uribismo y con una fuerza que ni el mismo Santos se esperaba. El resultado solo sirve para recordarle al pueblo que aún hay un 47% de la sociedad colombiana que cree que lo que conviene a Colombia es más y más de lo que hemos venido viviendo durante los pasados ocho años. ¿Qué podemos hacer ante esto? Yo no sé si Juan Manuel sea tan bueno o tan malo como lo pintan algunos. Sólo sé que no quisiera que fuera nuestro próximo presidente. He escuchado sus argumentos y he leído su propuesta de gobierno pero no logra convencerme. Tal vez sigo esperando a un presidente que proponga algo nuevo y algo factible… Ya en estos cuatro años no fue. Ni Mockus ni Santos representan eso para mí, así que lo más probable es que no le dé mi voto a ninguno de los dos… esta vez tristemente me quedaré con el partido del voto en blanco.

Mockus… su discurso fue inverosímil. Creo que estaba tan abrumado que sus palabras terminaron siendo confusas y se notó el resentimiento que tenía en el alma. Todo fue una creación de los números… una ola que solo tenía aire detrás. Un mes más de debates y entrevistas y Mockus solito se habría encargado de quedar en un tercer o cuarto puesto.

Tengo que decir que al menos me alegró la noticia de los resultados obtenidos por Vargas Lleras. Logró un importante tercer puesto luchando en contra de la “mala propaganda” que le hicieron las encuestas en las que le pronosticaban un 3% de los votos.

La más grande perdedora después de las encuestas fue Noemí y el Partido Conservador. Increíble que después de haber obtenido los resultados de la consulta del partido se haya desinflado tanto. Grandes lecciones para nuestros dos partidos tradicionales, sus candidatos y sus dirigentes.

Quedo con un sabor agridulce en la boca. La democracia acarrea esos riesgos. Finalmente con las mayorías las que eligen a nuestro alto mandatario. Ni verde ni naranja me dicen nada, así que como dije antes, me iré de blanco esta vez con ese sabor extraño en mi boca.

La imagen (cc)davi sommerfeld

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized