Cáigale a quien le caiga

Posted on junio 2, 2010 por

3



Por Laura Plazas*

El hecho de que no se les de todo masticado no quiere decir que esté mal, ¿por qué no nos dedicamos a extrapolar los mensajes en vez de condenarlos a priori simplemente por no entenderse tan fácil?

Nunca ha sido sencillo decir la verdad, y mucho menos cuando ésta no es asimilada porque hiere egos e intereses personales. Mockus no es un personaje que viva en el medio y tenga la práctica farandulera de manipular mentiras para quedar bien con todo el mundo. ¿De qué han servido los políticos que manejan las cámaras, manipulan las palabras y jamás reconocen que son humanos y que pueden haberla embarrado tratando de expresar su punto de vista?

Los cambios no se dan de la noche a la mañana, son el resultado de un proceso lento pero con bases sólidas, bien establecidas y, sobretodo, construidas con honestidad. ¿Quién tiene la valentía para decir en la cara de millones de colombianos q los impuestos deben subir? ¡Siempre suben! ¿cuándo han cumplido los que proponen congelarlos? La verdadera diferencia estriba en cómo se invierten. ¿Quién devuelve 4500 millones de pesos porque le parece un desperdicio de recursos del estado y no los usa para su bien personal arriesgándose a que la publicidad no le de la suficiente popularidad? ¿Quién se toma el tiempo suficiente para pensar despacio cada palabra que va a pronunciar, así lo juzguen de incoherente, y no dice la mentira más conveniente libreteada meses atrás? Si no podemos captar bien una idea, leamos, investiguemos, ¡¡¡pensemos!!! A Mockus después se le pueden dar unas clasecitas de roce con los medios, y aprende, a los demás ni por mil cátedras de moralidad que les metan van a cambiar sus almas y sus ansias de poder. Él es profesor precisamente porque enseña a respetar los recursos públicos, la naturaleza, el conocimiento, la cultura y sobretodo la vida, no impone ideas preconcebidas y absolutas, da herramientas de conciencia para hacer análisis internos.

Tratemos de apreciar las cosas sin buscarle los adornos, todo maquillado y con arandelas innecesarias parece más lindo y entra sin esfuerzo por los ojos desprevenidos e incautos, pero, ¿dónde queda lo esencial? Al menos él ya empezó por algo para separarnos del rebaño que se mueve sin pensar guiado por la ley del atajo, porque independientemente de los votos que se hayan realizado impuso la duda metódica en muchas cabezas, y aunque lástimosamente una gran parte no sepa de que se trata -y la otra no la entienda-, tuvimos que cuestionarnos para pensar en lo que realmente queremos y luego para defender lo que adoptamos como verdad “no-absoluta” personal.

No estoy diciendo que Mockus sea perfecto, es un ser humano, todos cometemos errores, pero al menos es un tipo honesto, que valora tanto la vida humana como la animal y traigo a colación a Gandhi con dos frases que calan en la corteza cerebral:

– La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?
-Una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.-

Cuando leo dichas frases me pregunto quién coños le paró bolas a Mockus cuando dijo que todos vamos comprendiendo que podemos ser mejores de lo que hasta ahora hemos sido, es una invitación clara y abierta a estudiar nuestra propia historia para comprenderla en todos los sentidos ¡y erradicar los errores desde su raíz!

Con relación a la segunda, el profesor se ha declarado en contra de la violencia física, no solo de la manera irreverente que ha sido tan criticada y tan malversada como en el conocido caso del vaso de agua, sino también desde un punto de vista animalista, cómo cuando critica las corridas de toros y las rechaza vehementemente. ¡¡El derramamiento de sangre no es un medio para ningún fin!!! y la sangre corre por las venas de humanos animales y, hablando alegóricamente (como pocos le entienden a él), hasta las plantas. ¿Ó es que les parece muy civilizado matar gente buena o mala solo para mostrar sus cabezas u otros órganos teñidos de rojo como si fuéramos trogloditas delimitando nuestros terrenos con filas de cadáveres como advertencia?Perdón, pero para mí eso es mas facho que cualquier cosa.

Ahora, Mockus también ha sido tildado de neoliberal…primero que todo, ¿será que el pueblo si sabe que es esa vaina? ¿será que los millones de Colombianos se excusan en eso para no votar sabrán quién demonios es Perry Anderson, es más si sabrán que de Marx nacieron más pensadores bautizados como Marxistas contemporáneos? No sé porque me parece que la oposición se aprovecha de la ignorancia consagrada de este pueblo del sagrado corazón para hacerlos sentir más inteligentes si repiten palabras como globalización aunque no sepan ni como se escribe.

Un neoliberal no lucha por erradicar la concentración de las riquezas….lo demostró claramente con su polémica declaración del salario a los médicos y fue una cosa que creó una ampolla grandísima entre el gremio de la medicina. Con un inmenso respeto y una profunda admiración a los médicos, y pidiendo perdón a mis amigos de noble corazón que salvan vidas ( que no son pocos y saben que los quiero), pienso que Mockus razona por un bien común tratando de cerrar una brecha gigantesca de salarios, que redistribuidos, quitando un poco de donde hay sumas altas y pegándolas donde hay una absurda cantidad que no alcanza para que una familia se alimente un mes ni con agua de panela.

De nuevo me excuso con los médicos que tuvieron que comer libro como el berraco y pagar costos de carreras y especializaciones altos y están acostumbrados a el pensamiento que entre más caro estudio más caro cobro. Pero no creen que si esta sociedad fuera más austera la educación no sería tan costosa. Es más que obvio que el niño más inteligente de un colegio distrital, hijo de un aseador, nunca va a poder estudiar medicina por falta de recursos, y aceptemos las cosas, un medico bien remunerado está acostumbrado a un nivel de vida de medio- bueno para arriba y dentro de sus posibilidades está comprarse un carro, pegarse sus viajecitos, etc…¿Por qué nos duele renunciar a cierta cantidad de dinero que representa dentro de nuestro ego engordado, que ya no podamos ir a Disney sino una vez en la vida ahorrando duro, pero se va para un fondo que va a lograr que más gente pueda estudiar por menos, o que en vez de solo tres especialistas en turno en un hospital puedan haber 5 y tanto como el empleo y la salud sean mejores? ¿Eso es neoliberal?

Pero claro, como estamos acostumbrados a no leer, a no indagar, a no pensar por nosotros mismos, nos quedamos sin conocer a Gandhi, a Anderson, a Descartes y a Sartre, entre otros que han aportado en mis opiniones personales de hoy, dejando descuidadamente por fuera a otros más por el embotamiento mental que me produce ver que la gente no cambia así caiga en el mismo hueco por más de 100 años, concluyo lástimosamente que la “resistencia no violenta”, el “neoliberalismo”, la “duda metódica” y el ” ser para si” y “ser para otros” se quedarán sin ser analizados por miles que piensan que la educación no puede derrotar a la violencia.

*Recibimos este artículo vía nuestro formulario de contacto.

La imagen pertenece a la campaña de Antanas Mockus.

Anuncios
Posted in: Opinión, Política