Voto programático, voto consecuente.

Posted on mayo 29, 2010 por

0



Por Carlos Cuervo

Creo que no sirvo para escribir muy bien, pero voy a hacer lo mejor posible. Colombia se aproxima cada vez más a las elecciones presidenciales, ya estamos a un día. Hay una gran campaña por internet, en radio, en televisión, en la calle, en todos lados. Me llama la atención el gran interés de los jóvenes, que como yo, consideran que es importante su decisión; Jóvenes que como yo, consideran que las cosas tienen que cambiar, que ya fue suficiente de casi una década de gobierno uribista. Creo que a pesar de que muchos jóvenes, durante mucho tiempo fueron uribistas y le agradecen al presidente las cosas que hizo, también están en desacuerdo con las grandes manchas que dejó su legado como presidente. A mí nunca me gustó Uribe, pero no por eso voy a negar que hizo buenas cosas por el país.

Sin embargo, considero gravísimo todo lo que se ha venido descubriendo, todas las denuncias de falsos positivos, de agro ingreso seguro, de chuzadas, de subsidios, de problemas en la contratación de grandes obras, yidis política, decretos de emergencia social, violar la soberanía de otro país -así consideren que el fin justifica los medios- etc. Es vital que la juventud se haga sentir en las elecciones, hasta el momento lo han hecho así por internet. Pero me parece que no es consecuente que la juventud se deje llevar por el candidato de moda, el voto además de ser un derecho que tenemos todos, para elegir, es programático. Esto quiere decir que usted no solamente elige una persona bonita, inteligente, capaz, sino que usted elige un programa de gobierno, unas propuestas. No todo puede ser estar con el candidato de moda, no todos pueden ser hinchas del barca porque ha ganado todo en los últimos años o porque Messi juega ahí. No.

Es importante que además de apoyar al candidato de “moda”, seamos consecuentes con las propuestas y con las ideas que plantean, no nos podemos dejar meter los dedos a la boca. Teniendo en cuenta el programa, los únicos dos candidatos que en esta contienda electoral han demostrado ideas y programas sólidos son Vargas Lleras y Gustavo Petro. Pero siendo sinceros, si tenemos en cuenta las encuestas, ninguno de los dos llegará a segunda vuelta, a los partidarios de ambos candidatos nos gustaría que la segunda vuelta fuera así, con ellos, pero no lo será. El punto de quiebre, es saber qué pasará en la segunda vuelta, a quién apoyarán Vargas Lleras y Petro.

El primero a Santos, pues en varias alocuciones radiales lo dejó ver así, mientras que Petro ha dicho que en primera vuelta amarillo y en segunda verde-amarillo, lo cual implicaría que haya un cambio en el rumbo del país, un rumbo otra vez hacia la aplicación del principio de legalidad, de principios básicos, que parecen tontos, pero que durante el último cuatrienio del gobierno uribista no fueron tenidos en cuenta porque sencillamente para el uribismo, el fin justifica los medios.

Hay que ser consecuente con los programas, muchas personas a las que les gusta Gustavo Petro no van a votar por él, porque prefieren votar por el candidato de moda, que ha tenido lapsus mentales, que considera que se deben quitar ciertos recursos, como los parafiscales, para generar más empleo, entonces ahí se quiebra su política de más educación, ¿cómo va a financiar la educación técnica, que es gratuita, como la del SENA, si pretende quitar los parafiscales?

Vargas Lleras es una buena opción, pero no llegará. Sin embargo me preocupa que considere que en segunda ronda se iría con Santos, porque sencillamente no es consecuente con su distanciamiento del uribismo, porque Santos representa lo mismo de lo cual él, Vargas Lleras, se quería alejar.
Hay que ser consecuentes. Muchos a los que les gustaba Petro no van a votar por él, sencillamente porque se equivocó en la votación del Procurador, sin embargo, Ordoñez a pesar de sus convicciones religiosas, ha actuado bien. Un ejemplo: la inhabilidad del Gobernador del Valle. Si las cosas siguen así, la lista de funcionarios públicos sancionados por prevaricato, por intervención en política, entre otros delitos, será más larga. Por lo que considero, que el voto de Petro por Ordoñez, como procurador, no fue tan inconsecuente como todos creen.

Los candidatos deben ser consecuentes con sus propuestas, y nosotros como electores debemos ser consecuentes con elegir el mejor candidato y no sólo al candidato que está de moda. Porque las modas son pasajeras y no hay nada mejor que tener la plena convicción de que votaré por un programa bueno, sólido, con fundamentos. Tanto Petro, como Vargas Lleras, durante su tiempo en el congreso fueron muy críticos del gobierno Uribe, eso es consecuente con sus programas de gobierno porque demuestran que conocen la realidad del país. El voto es programático, es libre, por eso es necesario que los jóvenes, no se dejen influenciar por una moda pasajera o por una fuerte campaña o maquinaria electoral, sino que deben votar a conciencia y ser consecuentes con un programa para estar seguros que se votó por el mejor.

La imagen principal (cc)INSURGENCIA GRÁFICA. Las fotografías pertenecen a las campañas de Germán Vargas Lleras y Gustavo Petro

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized