¡Sálvenos Usted Señor Mokuz!

Posted on abril 20, 2010 por

19



Por Sergio Chiquillo

En el año 2006 voté por el doctor Antanas Mockus. A mí no me gustaba la idea de que el actual presidente Álvaro Uribe fuera reelegido, así su política de Seguridad Democrática haya sido exitosa y su lema  “mano firme, corazón grande” uno de los más reconocidos a nivel internacional.

Pero pues el pueblo colombiano estaba obsesionado con la idea de acorralar a la guerrilla cada vez más, así que Uribe fue reelegido con 7.397.835 votos (62% de la votación), ante un diminuto número de Mockus, 146.583 votos (1,23% de la votación). Yo estuve entre esos 146 mil pelagatos, porque creía firmemente en los principios del señor Mockus. Su discurso actual no difiere en esencia con el de hace 4 años y de hecho me atrevo a decir que es un 80% igual. Ese 20% que no me cuadra es el que precisamente no entiendo bien.

La Seguridad Democrática es muy sencilla y se las voy a explicar. Veníamos de un gobierno de Pastrana que se dejó mangonear de las Farc con la zona de distención, San Vicente del Caguán. Ese pedazote de tierra se la íbamos a dar a la guerrilla con tal de que ellos se portaran bien y lográramos hablar de una paz definitiva. En conclusión, la guerrilla nos mamó gallo, Pastrana con sus buenas intenciones fue burlado y el país entero quedó con el deseo de quitarse esa espinita. Uribe entonces gana las elecciones y se inventa lo que hoy conocemos como Seguridad Democrática, que no es otra cosa más que no solo responder a los ataques guerrilleros, sino tomar la iniciativa de buscarlos, perseguirlos, acorralarlos y atacarlos. Todo esto financiado por un porcentaje grande del PIB y ayudas de Estados Unidos. Es un sacrificio grande económicamente, administrativamente y de recursos humanos (más muertos, más heridos y más victimas), sin contar con los efectos colaterales. Pero bueno, todo esto para que mucha más población pudiera vivir tranquila, se pudiera pasear en carro a la costa y se reactivara la economía, tanto por las implicaciones directas que tiene la seguridad en la productividad, como atrayendo inversión extranjera. Es una política de resultados y para el 2006 se tenían los mejores resultados de ésta.

(Uso Justo)Galería de Germán Vargas Lleras

Ahora, no entiendo por qué Mockus habla de que la vida es sagrada pero no renuncia, o por lo menos no es claro para mí, a la tan mencionada Seguridad Democrática. Él la envuelve en su discurso, como una transformación a la “Legalidad Democrática” para proceder a vivir una “Prosperidad Democrática” propuesta por Santos, y que según Mockus debe incluir la “Legalidad Democrática” como un marco necesario para avanzar de una manera sana a la prosperidad. Pero nunca es claro si Mockus va a seguir con la mecánica de seguridad creada por Uribe, o simplemente no renuncia a ella en campaña porque es necesario que un candidato no renuncie a la Seguridad Democrática para poder ser elegido como presidente de este país.

La verdad para mí la seguridad es una sola. Seguridad es que un campesino no pierda sus tierras por la fuerza de un conflicto interno, que no hayan ataques terroristas a las ciudades, que se tenga controlada la delincuencia común, que se pueda cruzar el país sin encontrarse con un retén guerrillero y por encima de todas las cosas, que ningún colombiano pierda su libertad en la selva.

Pero lo que no tengo claro es si a Mockus  va a ser un seguro-democrático por presión (lo que creo puede ser nocivo, ya que interpretaría un papel ajeno a él), va a ser un seguro-democrático a medias (entonces seguiríamos en las mismas) o sencillamente está ganando votos con algo que no va a cumplir (la clásica politiquería y que es totalmente válida, ya que nadie puede cumplir todo lo que dice). Y si el escenario que se llega a presentar es el último, entonces ¿Mockus va a aplicar todo su plan de gobierno como alcalde de Bogotá a gran escala para Colombia?¿Va a aplicar los conceptos de Civismo y Cultura Ciudadana a todo el país?

Pues en el 2006 yo voté por Mockus, porque no estaba de acuerdo con la reelección de Uribe, porque ni de riesgo toleraba a Carlos Gaviria y no le perdonaba a Serpa su relación con el proceso 8000 y porque en su campaña de 2002 él quería seguir hablando con las Farc. Entonces, prácticamente de rebote, voto por aquel excelente alcalde que habíamos tenido en la ciudad y que se lanzaba como candidato del partido Alianza Social Indígena y que obtuvo la pobre votación anteriormente mencionada.

Ahora como han existido escándalos de parapolítica y los falsos positivos, el pueblo colombiano quiere y pide a gritos ser educado: “¡Sálvenos Usted Señor Mokuz!” Y para los que creyeron que me había equivocado en la ortografía del apellido de Antanas o que había sido un error de tecleo en el título de este artículo, lamento decirles que no es accidental. Así como en el 2002 la gente pedía a gritos bala y votó por Uribe, hoy pide a gritos “educación” y quiere votar por Mockus. Lo que pasa es que viendo en internet opiniones de la gente, me he topado con que no saben ni cómo se escribe Antanas Mockus. Me he topado con “Mokus”, “Mocuz”, “Mockuz” y hasta “Anthanas”, lo cual me preocupa porque aunque el nombre presenta cierta complejidad, no sé si eso demuestre que tan informada está de verdad la gente. ¿Están verdaderamente conscientes de las propuestas de Antanas? O solo se han vuelto una masa sin forma que vota por una ligera percepción de que Mockus es el que nos va a educar. No esperen que Antanas o alguien los eduque y por lo menos empiecen a educarse políticamente y voten de forma consciente y crítica.

Una vez escuché en una conferencia al doctor Antanas Mockus decir que de pronto un narco era más “bueno” que él. Un narco era capaz de hacer hasta ilícitos por sus hijos y familia. En cambio él no era capaz de hacer ilícitos por sus hijos. Esta situación hipotética la creó para explicar que no importa el resultado si no es resultado de un proceso legal y correcto. No pongo en duda los valores de Mockus, pero tampoco creo que sea el único que los tiene en Colombia ni en el selecto grupo de aspirantes a la presidencia.

En estas elecciones sí tengo una opción clara y muy acorde a mis gustos. Se llama Germán Vargas Lleras. Y antes de que piensen que estoy haciendo campaña o que este artículo se volvió una mamera, solo quiero decirles que es un hombre comprometido y que tiene las mismas capacidades para gobernar este país. Su elemento diferenciador es que él se ha preparado para ser presidente y ha pensado ya todo un completísimo plan de gobierno que comprende las necesidades de los colombianos y que los invito a leer en www.vargaslleras.com Así que señor Mockus esta vez no votaré por usted, porque aunque no dudo de sus capacidades ni de sus valores, por los que tan famoso es, creo que mi candidato está mejor preparado para asumir el cargo más importante de este país.

(Uso Justo)Galería de Germán Vargas Lleras

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized