Las pepas que le faltaban a la maraca.

Posted on abril 18, 2010 por

5



Por Alejogalvis

Es impresionante ver la maleabilidad que tiene la intención del voto del pueblo colombiano. Hace casi dos meses el Presidente Uribe encabezaba las encuestas llevándole ventaja al que, para entonces, era segundo, el señor Petro. Hubo un factor determinante que hizo cambiar completamente el panorama político de la nación relacionado con la decisión de la Corte Constitucional, que le impide a nuestro mandatario actual ser elegido por un siguiente periodo.

Digamos que este cambio de opinión era absolutamente necesario, porque resultaría ilógico que Uribe siguiera a la cabeza de las encuestas, cuando ya no es posible que lo elijan. Comenzó entonces una carrera de campañas que el Señor Santos lideró desde el principio, con candidatos como Noemí, Vargas Lleras, Pardo, Petro y Fajardo siguiendo la lista. Ese era el panorama hasta hace unos cuantos días.

¿Qué pasó con el señor Petro, segundo cuando el Presidente Uribe estaba entre los candidatos? Pues cada vez ha ido disminuyendo su votación, a tal punto que, un par de “desconocidos” aparentemente del panorama político de cuyo nombre no me acuerdo, ya lograron pasarlo y lo dejaron muy cercano a ser colero de la encuesta publicada el día de ayer (16 de Abril) en algunos de los principales medios de comunicación del país. Así cambió la opinión de un país que hasta hace unas semanas veía a la Izquierda como la segunda opción en la Casa de Nariño.

Luego viene la señora Noemí, que dio una sorpresa cuando venció al candidato Arias en la puja por representar a su partido. Que siguió sorprendiendo cuando llegó a ser la segunda opción, luego de Santos, convirtiéndose en la primera mujer que logra llegar tan cerca de habitar el palacio presidencial, como mandataria, claro; pero ¿qué podrá hacerse con la opinión de un país que cambia todos los días por lo que se publica en los medios de comunicación?.

(cc){ d }

Sigue el reconocido pedagogo Mockus, bastante recordado por bajarse los “calzones” o como sus adeptos prefieren decirle, los pantalones (que al final resultan ser, para la vergüenza nacional, la misma cosa) en pleno auditorio de la Universidad Nacional (Por Dios, esa es la pedagogía que necesita este País), o mejor aun, por vaciarle el contenido de un vaso con agua al señor Serpa por todo su rostro, personaje del que prefiero no hablar. Independientemente de que Serpa se lo merezca o no, que bajeza la de aquel que utiliza esos métodos para llegar a un fin, cualquiera que este sea.

Pero bueno, a este señor le ha sonreído el electorado, no lo afirmo yo, sino los resultados de la encuesta. A Mockus “le falta mucha tela pa’l moño” de gobernante, y mucho más si se habla de nuestro país, bastante agobiado por los falsos positivos, por los grupos terroristas en nuestras montañas, por el golpeado sistema de salud, por los medios de comunicación amarillistas que nos vemos casi obligados a ver, por el circo que se posó en nuestro Congreso, por respeto a los lectores, mejor no sigo la lista.

Las administraciones del ex-alcalde de Bogotá son reconocidas por la labor pedagógica que el señor hizo en la Capital, pero lo que hizo con las manos lo tumbó con los pies. Sr. Mockus, como gran intelectual, dedíquese a pensar, a hacer sus niñerías, pero no pretenda tomar los rumbos de este país. Qué lástima que el pasado no le perdone a nadie.

Lo más triste es ver la degradación de unos ideales políticos, que faltan y bastante en esta nación. Lo digo porque ahora es muy común ver gente que iba por Petro y por otros candidatos, y que ahora se la pasan mandando girasoles por correo electrónico y redes sociales para invitar a votar por el candidato de la opción verde, porque quieren ver las ideas Uribistas por fuera, cuando todos los candidatos basan su candidatura en la SEGURIDAD DEMOCRÁTICA.

El señor Fajardo debería estar en el Congreso porque en las últimas semanas ha quedado igualito a sus integrantes: como un payaso. Primero convocó a los tres tenores para conformar el partido Opción Verde, luego se separa de ellos, quién sabe por qué. Comienza su candidatura viajando por el país, haciendo algo así como mini-consejos comunales, idea que me suena de otra persona… Fracasa absolutamente en las elecciones de Congreso, quedándose prácticamente por fuera del mismo, qué lástima, porque allí es que debiera estar. Luego sale ante los medios de comunicación, más exactamente en este programa de entrevistas que pasan los fines de semana por RCN, dirigido por Clara Elvira Ospina, en el marco de los juegos Panamericanos que se llevaron a cabo en Medellín hace algunas semanas, diciendo que generar una alianza con la gente del partido verde era algo que iba contra sus principios, razón por la que se había separado de ellos, y que por eso es que tenía las puertas cerradas a los tres tenores en su partido. Mírenlo dónde está montado ahora. No haré más comentarios sobre el tema.

En fin, cómo no vamos a tener un criterio cambiante, si hace unos días unos iban por Fajardo, otros por Petro, otros por Noemí, otros por Santos y ahora, cuando ven que Mockus sube en las encuestas cambian muchos a las filas del pedagogo. Que bueno que en este país haya libertad de expresión y se pueda votar por el candidato que se quiera, pero sería bueno que como electores aprendamos a ser coherentes a la hora de ejercer nuestro derecho al voto, y no cambiemos de decisión por el resultado de cada nueva encuesta que se publique, en esta cambiante maraca que es Colombia.

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized