El ADN de Moreno de Caro resulto ser “Conservador”

Posted on febrero 15, 2010 por

1


HOY EN UN DÍA DE DESPARCHE…

El jueves pasado, me devolví de la Universidad en una de esas ya acostumbradas estripadotas a las que nos tiene acostumbrados Trasmilenio (el cual, por cierto, ya vale $1.600, ¡QUE TAL!), y prendí la emisora de mi celular para escuchar el programa que acostumbro a esa hora, La Luciérnaga de Caracol Radio. De un momento a otro, y con la vergüenza de quienes estaban compartiendo mi estripadero, solté una carcajada que llego a despertar al señor de al lado, cuyo sueño parecía ser profundo y placido (que lastima… jajaja).

Y no era para menos mi carcajada, ya que según el divertido programa, todo parece indicar que el oficialísimo payaso de la política colombiana, Moreno de Caro, ha encontrado un nuevo circo donde hacer sus nuevos shows; ¡perdón!, digo: “un nuevo partido donde lo dejen jugar”, y es en el Partido Conservador. Así, como el sancocho de “partido” del que él antes hacia parte, un tal ADN, era tan fraudulento y tan farsa, que ni siquiera pasó el primer paupérrimo examen del Concejo Nacional Electoral, el morenito decidió de un momento a otro, y demostrándonos sus nuevas habilidades circenses en el “malabarismo político”, volverse dizque godo.

Claro, él habrá dicho: si Noemí Sanín, una dama tan distinguida, de la alta sociedad, una colombiana “de bien”, ha podido ser gavirista y antigavirista, pastranista y antipastranista, acérrima antiuribista (recuerdan quien le dijo “paraco” al entonces candidato) y mas acérrima uribista después; sí ella es ahora conservadora, porque yo no. Después de todo, que mejor circo que ese.

Según este personaje, con este cambio quería hacerle un “homenaje” a Álvaro Gómez Hurtado. Me pregunto, ¿Qué tan homenajeado se sentirá Gómez Hurtado de este nuevo amigo godo?, ¿Será que él ya se habrá enterado, desde donde se encuentre, del nuevo amigo “maricon” de raza negra que tiene Caro, y que según este payaso, le enviaba plata desde Sudáfrica? Yo creo que el enmelado líder se sentiría apenado con la nueva adquisición de su Partido de toda la vida, pero se sentiría mas apenado aun, de ver en lo que éste se está convirtiendo.

El único estimulo que nos dará volver a tener a Caro en unas elecciones, es reírnos con sus ridículas camisetas amarillas, volver a ver el zoológico que anda con él y en el cual parce ser que él mismo se incluirá muy pronto; y además, parece ser que, de ser elegido senador, le presentará a la opinión publica el amigo “maricon” de Sudáfrica, la cual sería su mejor propuesta de campaña.

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized