¡2010: El año en el que alzaremos la voz!

Posted on diciembre 31, 2009 por

1


(cc)Spencer Finnley

-Lo verdaderamente sorprendente- recuero que alguien me dijo una noche -es que, en este mundo lleno de maldad y oscuridad, la gente siga viva, y que aún encontremos sonrisas, y personas con esperanzas.-

-Sinceramente no creo- le respondí -que el mundo esté lleno de maldad y oscuridad. De hecho, creo que la bondad y los buenos corazones son mayoría. El problema es que los malos hacen mucho ruido, mientras que los humildes tienen la costumbre de bajar la cabeza y mantenerse en silencio-.

Todavía estoy convencido de mi respuesta. Con el pasar de los años la vida me ha presentado personas maravillosas, madres luchadoras, padres honestos, estudiantes soñadores, servidores públicos trabajadores, indigentes sabios y miles de personas que a diario se levantan con una sonrisa (a veces cansada, pero siempre sincera) y una simple ambición: estar feliz y en calma.

Vale la aclaración de que mi distinción entre personas buenas y malas no es complicada, ni nace de debates filosóficos. Hay una parte en el corazón de cada uno de ustedes que sabe lo que está bien, lo que es correcto. Yo le apuesto a la bondad mayor, no a la modesta perfección. La bondad de la que hablo, y la bondad que he conocido, es una bondad plagada de errores, de zonas grises, de opiniones dispares y de momentos de incertidumbre. Porque, incluso en el mar de contradicciones que somos los seres humanos, somos capaces de distinguir que hay cosas buenas, y otras que simplemente están mal.

Está mal asesinar por fines políticos. Está mal que hayan desplazados en las calles. Está mal que un niño nazca sin esperanzas. Está mal que, para algunas personas, el suicidio sea la única opción. Está mal que los impuestos se inviertan en corrupción y no en progreso. La guerra está mal. Los dictadores están mal. El secuestro está mal. Violar está mal. Y la lista continua.

Este año que se nos va nos ha dejado mucha maldad, y mucho ruido. Muchas lágrimas que son testamento de nuestro dolor. Este año nos ha dejado en silencio.

Sin embargo, seguimos vivos. Y nuestra vitalidad es testamento de la esperanza y la bondad de nuestros corazones, de ese deseo de poder sonreír, de seguir adelante, de esa maravillosa idea de que lo que viene es mejor.

Por eso, en el ocaso del 2009, de la primera década de este prometedor siglo, les digo a ustedes: lo mejor está por venir, pero tenemos que ir a traerlo.

Es tiempo de alzar la voz, pero con respeto. Es tiempo de darnos cuenta de las cosas que están mal, y empezar a repararlas. Es tiempo de entender que, si bien puede que no coincidimos en el camino que tomamos, todos los colombianos queremos llegar a la misma meta.

¡Basta de peleas políticas! ¡Basta de discriminación! ¡Basta de violencia en nuestras familias, en nuestro trabajo, en nuestras calles! ¡Basta del silencio!

¡Que la música nos llene de alegría! Les dejo una resolución de fin de año: en el 2010, propónganse sonreírle a una persona diferente cada día, la felicidad es gratis, compártela.

Ha sido un año maravilloso para Censurados: Cero, y quiero aprovechar para agradecer de todo corazón a cada uno de los escritores que nos acompañaron, y que, al dar su opinión, se comprometieron a alzar la voz, a construir esperanza, a buscar una Colombia mejor.

Y, por supuesto, quiero agradecer a todos nuestros lectores. De parte de Camilli, Juanita, Felipe, Mockinpott, Paola, Sergio, María Isabel, Laura, Ángela, Andrés, Alejo, Lumi, Sbas, Miedosa, Ktica, nuestros escritores invitados y quién escribe, Jkrincon, les deseo un muy feliz año 2010.

Sigan con nosotros, que Censura20.com seguirá a su lado. ¡Alcemos la voz juntos y busquemos nuestro futuro!

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized