De Fiscales y Ternas de Uno. ¿De quién es la culpa? 2. El juego no termina.

Posted on diciembre 17, 2009 por

2


Por Paola Ordóñez

Ya estamos a 16 de diciembre y nada que tenemos Fiscal General de la Nación. Increíble.

Escribí una columna de este mismo tema hace ya varias semanas con la intención de suscitar debate respecto al tema, sin embrago, por un comentario que tuve en mi artículo intuyo que no a todo el mundo le parece que la culpa sea del Gobierno. Para mí la cosa es clara, si aún hoy a 16 de diciembre no tenemos Fiscal General, es culpa del Presidente Uribe y su famosa terna de uno.

No me voy a dedicar a transcribir mi columna anterior y mucho menos a repetir los argumentos mediante los cuales sostengo que es culpa del Presidente Uribe. Más bien creo que el tema se ha desarrollado de una manera particular que merece analizarse con cierta suspicacia.

Hagamos un breve recuento de los hechos para poder darnos cuenta de quien ha sido realmente el villano de la historia. A finales de julio el gobierno dio a conocer la terna para el cargo. Días después – nótese días, no semanas o inclusive meses- la Corte Suprema dice que la terna es inviable. No ocurre nada… En octubre, a mediados, la Corte exige al ejecutivo un cambio de terna. Pasan las semanas, los meses y no nada de nada. Finalmente el 10 de diciembre la relatora para la independencia judicial de las Naciones Unidas exige a los magistrados de la Corte la elección del Fiscal de la nueva terna. ¡Ah! Había nueva terna. No podemos hablar de que nuestro Presidente Uribe hubiera “reconsiderado” su terna y por tanto decidido modificarla. Lo que pasó fue que el señor Palacio renunció a la terna. Más o menos 15 días después, la señora Uribe también renunció a la terna. De esta manera el gobierno se vio obligado a reemplazar a estas dos personas postulando a Marco Velilla y Margarita Cabello respectivamente.

Ahora, a una semana del cierre de labores de la Rama Judicial se ve a la Corte como la culpable del incidente y la misma ONU le invita/exige que elija al sucesor de Iguarán. Creo que en este momento si bien la Corte debe procurar ser lo más ágil y rápida posible en la elección, pienso que debe hacerlo de manera cuidadosa. Si el gobierno pudo tomarse todo este tiempo, la Corte debe sentirse facultada para tomar la decisión siguiendo los procedimientos que sean necesarios sin pensar en la presión que el 19 de diciembre, fecha en que entra en vacancia la Rama, pues de lo contrario todo su esfuerzo de declarar de primera terna como inviable estaría botándose.

Las posibilidades que le quedan a la Corte son pocas, creo que nos es adecuado, conveniente ni posible que declare esta nueva terna como inviable. Esta alta corte debe tomar la decisión con los candidatos que ya están. No resultaría adecuado pedir un nuevo cambio, y creo que de llegar a pedirlo, el Gobierno de rehusaría completamente a hacerlo. Nuevamente nos encontraríamos en la misma encrucijada donde caben distintas interpretaciones de nuestra Carta Magna. Creo que está claro, llegará el 19 de diciembre – estamos a tan solo 3 días – y no tendremos Fiscal General de la Nación. Nuevamente les pregunto: ¿De quién es la culpa?

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized