No hablemos más de Reelección…

Posted on diciembre 2, 2009 por

3


Por Paola Ordóñez

(cc)Gobierno de Guatemala

Ya estoy mamada del cuentico ese de la reelección de Uribe. Creo que realmente su objetivo es matarnos a todos de incertidumbre y quedarse gobernando solito en su egocéntrica dictadura. A sólo seis meses de la primera ronda electoral los colombianos aún no sabemos qué carajos quiere el Presidente.

Uribe mueve cuerdas por debajo de la mesa para pasar leyes, pasar referendos, para recoger firmas, para convencer a la Corte Constitucional, para invitar al registrador a acelerar el proceso de votación del referendo en caso de que la Corte diga sí. Todo esto pasa en lo invisible, y en su mayoría por parte de los cercanos seguidores de nuestro Presidente. Más bien Uribe pareciera no hacer nada. Ni siquiera dice “Si voy” o “No voy”. Es que les digo, lo que nos va a matar es no saber si este señor está jugando o de verdad se cree el único salvador de este pobre país.

El lunes de esta semana se venció el término que la ley de garantías establece para que un presidente o vicepresidente actual, que aspire a la presidencia, declare públicamente su candidatura. Lo único que busca esta ley es que existan suficientes garantías y condiciones de igualdad entre candidatos a la presidencia, ya sean actualmente presidentes o no. Hay quienes dicen que Uribe la embarró por no haber declarado pública su campaña. Sin embargo, hay otros varios que creen que si Uribe hubiera anunciado su campaña estaría incurriendo en prevaricato, pues legalmente aún no es cierto que el Presidente Uribe pueda ser candidato a la presidencia de la República.

Decir quién tiene la razón es complicado. A este tipo de problemas jurídicos no existe solución incontrovertida, más aún si se trata de casos que son la excepción de la excepción como es el caso de Uribe.

La respuesta a este problema va a depender enteramente del fallo de la Corte Constitucional, pues es este órgano el que realmente tiene el poder para detener la reelección. Se dice que el fallo de los conjueces del Consejo Nacional Electoral “tumbó” el referendo. No creo que esto sea cierto. Nuevamente repito que la única manera que descartar esta opción está en las manos de la Corte a partir de la revisión del proceso de recolección de firmas y de trámite legislativo que se dio en el Congreso. Si bien el fallo del Consejo Nacional Electoral puede servir como parámetro para la Corte, la fuerza vinculante de este fallo es más bien baja.

Una vez más las esperanzas del pueblo están puestas en las manos de nuestra Corte. Esperemos que el fallo sea en derecho y no en política, y claro, inspirado en el bienestar general y el interés común de un pueblo. La arquitectura de una Constitución no puede ser desmantelada por un Presidente que ni siquiera dice “Esta bien, quiero volver a ser Presidente de este país y tomaré la responsabilidad de los actos que procuren esta posibilidad legal”. Honestamente creo que nos quedaremos esperando… en la incertidumbre por un rato más.

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized