¡La época en la que hasta una página de internet nos dice cuánto valemos!

Posted on noviembre 17, 2009 por

0


Por Lumiph

(cc)Pensiero

Hace un tiempo leía por El Tiempo una noticia sobre una página de internet que era sólo para gente “bella”, las personas, si es que querían hacer parte de la comunidad, debían enviar unas fotos para que los que ya hacían parte de la comunidad y del sexo opuesto decidieran si eran dignos de ingresar o no; sabrá Dios con qué criterios hacían su escogencia pero se supone que solamente entraban los que eran bellos ó bellas. La noticia intentaba enfrascarse en alguna especie de debate sobre segregación, o sobre discrimanación, que hasta cierto punto me parecía verdad, pero que a la vez no me parecía que fuera lo más central del hecho. Muchos de los rechazados/as no sentían que fueron juzagados con justicia y con veracidad, lo que se entiende, más allá de sus palabras, que se sentían heridos por no ser aceptados, por no ser como los otros querían que fueran.

Lo que me queda es ¿y dónde está la belleza?, más aún, en ¿qué medidas está la belleza?, porque ahora para todos es eso, son las medidas… el caso de la reina del Valle del Cauca que nunca será 90-60-90, y la querían botar por eso… inaudito. Sí, si preguntan por donde sea ¿dónde está la belleza?  la respuesta estará siempre en las medidas… y porque alguien no tiene tal medida entonces no vale… ella no valía para ciertas personas porque no tenía las medidas…

¡NO VALEMOS NADA PARA EL MUNDO SI NO SOMOS COMO EL OTRO SE SUPONE QUIERE QUE SEAMOS! ¡QUÉ BONITO MUNDO! ¡QUÉ MUNDO MÁS AMOROSO! Y la persona se encierra en un complejo de inferioridad y quizá llegue al punto de usar una bolsita de papel sobre la cebeza para que no la vean porque sabe que no es como los demás quieren que sea.

Y el punto es determinar realmente quién es el que decide cómo debemos ser para ser bellos… el sentirse bello es algo humano, más aún, divino, Dios es bello pero el punto es que la belleza de Dios no es corporal, ¿o sí? …Dios es espíritu y sin embargo es bello …¿y nosotros? También somos cuerpo, pero también somos alma, espíritu… llego a considerar que la verdadera belleza es aquella que está a la manera de Dios y esa belleza ha de ser la del alma, no la del cuerpo… el cuerpo se lo comerán gusanos según aquello de “atesorad tesoros en el cielo donde no hay polillas, ni gusanos, ni ladrones”…qué carajos importa no ser como los demás quieren que uno sea, seremos como Dios quiere que seamos y será la belleza máxima, no habrá otra como esa… y esa belleza sólo la lograremos en la caridad y en la humildad… es la única belleza que se puede aumentar con cada obra; no necesita de cremitas ni de cirugias para pretender que no envejecemos, porque esta belleza de hecho no envejece…

La mirada va más allá de la naríz, más allá de lo aparente, más allá de lo que se va arrugando, quedando calvo, o debilitando con el pasar de los años… podremos dejar que sea una página de internet la que nos diga cuánto valemos… o podremos ir más allá, mucho más allá.

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized