El mito de una fe que teme y persigue a la razón.

Posted on octubre 20, 2009 por

6


Por Lumiph

Aún los niños a los que les doy catequesis los Sábados por la tarde me salieron con la cuestión aquella del big-bang. “Profe en el colegio me dijeron que el mundo comenzó con una explosión o algo así”. Y yo acababa de decirles que el mundo lo había creado Dios Padre. Me senté en el escritorio y me quedé mirando al niñito. Le sonreí y le contesté: “Sí, eso también es verdad”.

Muchos tienen el pensamiento de que si comienzan a estudiar algo de antropología o algo de geología perderán la fe. ¿Cómo emparejar el big-bang con un Dios Creador? Y el asunto es que la mayoría (si no todos) creen que es imposible que si sé que todo vino de una explosión vaya entonces a adorar a un trascendente los Domingos en Misa.

Pero aún la teoría de la gran explosión requiere de Dios. “Si pudiéramos mirar el universo remontándonos en el tiempo nos encontraríamos con un universo más caliente, donde las galaxias estaban más juntas. Si siguiéramos retrocediendo en el tiempo, es posible que llegáramos a un universo infinitamente caliente y comprimido en un punto”. (Ciencias Naturales 6. Edit. Santillana. Pág. 8). Comprimido en un punto. Infinita energía comprimida en un punto. ¿Y tenemos que entender que ahí empezó todo? Esa teoría no está al margen de preguntas: ¿de dónde surgió esa energía comprimida en ese punto?, porque la película se puede seguir retrocediendo. Antes de dicho punto era la nada ¿y de la nada puede surgir algo? ¿no dicen que la energía no se crea (a sí misma)? Luego ó la energía de dicho punto surgió de la nada (se creó a sí misma) cosa imposible por lo demás, ó esa energía comprimida existió desde siempre (no tiene principio), cosa imposible también. Quienes creen en el big-bang así sin más, sin entrar en el antes de aquella explosión, en últimas creen en un imposible y se engañan.

No estoy diciendo que dicha teoría sea falsa, sólo digo que si se excluye la presencia de Dios en dicho proceso la teoría quedaría falsa, porque, ¿de dónde surgió esa energía? Y la respuesta es simple, Dios la puso ahí, la sacó de la nada. El punto es que los científicos pueden rastrear el hacer de Dios, mas no a Dios mismo (el hacedor). Sin Dios esta teoría no es más que una falacia, porque pregúntese, pudo la energía darse a sí misma el surgir de la nada ó existir desde siempre.

Dios es un Dios científico. ¿Quién dijo que Él únicamente crea de la manera en como está dicho en el Génesis? El génesis sólo expresa el hecho, mas no la forma del hecho. El hecho: Dios creó al mundo. La manera: de la forma en como lo determine la ciencia.

No hay un creacionismo al píe de la letra, a la manera del génesis, ese creacionismo de los siete días es metafórico y sólo expresa una verdad: que Dios lo creó todo. Sí existe un creacionismo, pero a la manera en como lo dice la ciencia, Dios creó al mundo pero a través del big-bang. No hay, por tanto, una fe que pugne por algo falso, ni una razón que deje sin fundamento al creyente. La fe y la razón no se contradicen.

Algunas de las personas con las que convivo piensan que a Dios sólo se le puede “creer”, es decir, sólo es concebible por medio de la fe; dicen, además, que a Dios no se le puede saber, es decir, nadie puede decir: “Sé que Dios existe” sino “Creo que Dios existe”. Pero, ¿es Dios un Dios de meros “creos”?, ¿acaso los hechos de Jesús fueron meras ilusiones o acciones simbólicas? Para la gente de hoy es común decir: “Creo que Jesús resucitó” como si fuera una simbología, pero para la gente de aquella época, que lo vio y murió por esta verdad, lo único posible ante el asunto de la Resurrección es lo siguiente: “Sí, sé que Jesús resucitó”, un hecho verídico.

A lo que voy es que a Dios se le puede acceder a través de la razón, no únicamente de la fe. Dios dotó al ser humano de razón y de fe, por tanto Él ha de hacerse accesible a la razón y a la fe. Amar a Dios como toda la mente significa con toda la razón.

Finalmente Jesús es la verdad, según aquello de: “Yo soy el camino, al verdad y la vida“. Y la verdad es una sola, venga de donde venga; por el camino que se escoja, fe o razón, se llegará a Él, la verdad misma, por ende no se ha de tener miedo a ningún descubrimiento científico, no se ha de tener miedo a que la fe persiga a los pensadores, esas ideas sólo existen aún en los mitos donde los ángeles todavía persiguen a los demonios.

Share

Anuncios
Posted in: Uncategorized