La salvación fuera de la Iglesia

Posted on octubre 6, 2009 por

6


Iglesia

(cc)Auntie P

Por Lumiph

¿Se puede creer en Dios y no ser parte de una religión? Es una pregunta escabrosa, difícil… pero el punto es que sí, y eso lo digo basándome en hechos, en estadísticas; en Estados Unidos el 51% del 15% de los norteamericanos que se consideran sin religión, creen en un Dios personal o en un “poder superior”. El que no estén en unión a una Iglesia, a un pastor, a una sinagoga o mezquita no implica que no crean en Dios, simplemente que prefieren una vida más relajada y no tan presa de ceremonias, rituales o formalismos de congregación.

Creo que es bueno saber que muchos aunque no van a Misa sí creen en Jesús, o al menos en un Dios, pero esa “fe”, si se le puede llamar así, no es algo que trascienda para esas personas, que sepan que hay un Dios, pero que no viven dentro de un “ritual” periódico hace que ese saber, ese creer en Dios, se vuelva algo racional mas no existencial y no cambian de vida y quizá nunca lo hagan porque no estarán en contacto con alguien que les ayude. Seguirán robando, o mintiendo, o siendo malos esposos o esposas, porque el conocer que Dios está pero que se niegan a vivir una “religión” que dé cuerpo o consistencia a ese saber, hace que todo se limite a una cuestión de opiniones, nunca de praxis. He de precisar, sin embargo, que también existen aquellos que piensan en Dios al margen de la religión, pero se comportan “bien”, intentan llevar una vida éticamente correcta, en últimas sí hay praxis y conversión.

Todo esto me recuerda a una pregunta de un compañero de salón en la clase de religión cuando yo iba en décimo; le preguntó al Sacerdote que qué pasaba si él creía en Dios pero no en la Iglesia, y el sacerdote le decía que la Iglesia era sólo un medio, en otras palabras, que la salvación, el efecto de la inmolación de Cristo en la Cruz no es propiedad de la comunidad Católica, ni siquiera por ser fundada por el mismísimo Jesús. El fenómeno Jesús no es propiedad de nadie, se da a todos: al ateo, al judío, al protestante, al musulmán, al sin religión. Pero es algo que se da si se vive conforme a la consciencia profunda que se tiene, para los adeptos a una religión sería vivir bien su fe, para los sin religión y los ateos es tener un comportamiento éticamente correcto… en últimas lo cierto es que Jesús no es el Dios que condena por no ser Católico o por no creer en Él; es el Dios que condena porque no se amó al prójimo como así mismo, porque no se cumplió a lo largo de la vida la ley del amor.

A todo esto, ¿no tiene sentido, entonces, la Iglesia? Claro que sí, aunque la salvación sea algo más allá de la Iglesia, he de recordar que la Iglesia es el medio único por el cual Jesús da sus Gracias a la humanidad, da su Espíritu, da su fuerza; la verdadera relación con el Señor, aquel que es Misericordia y Amor, se da en la Iglesia, no en otra parte.

Me serví como parte documental y base estadística de: Prensa Católica, 4 de Octubre del 2009, # 390 año IX, pág. 14

Share

Anuncios
Posted in: Opinión, Religión