Presidente inconstitucional

Posted on octubre 5, 2009 por

5


Por Sbasgomez

My Dictator

(cc)A Look Askance

Volví a leer el Espectador después de mucho tiempo de no hacerlo, y al remitirme al recuadro de “Lo más” en noticias me encontré en lugares de privilegio con esta frase del presidente de la República:

“Puede que nos estemos demorando más de lo que muchos pensaban, pero es que esta política necesita un ratico más largo porque la violencia que la antecedió duró 60 años”
Álvaro Uribe Vélez.

Además de mostrar la seguridad con la que ahora habla nuestro mandatario de su posible re-reelección, despertó en mí ciertos miedos que veía improbables.

Sin embargo, seguí explorando la ahora comúnmente turbulenta actualidad política de nuestra nación y encontré en la misma página una entrevista realizada por Cecilia Orozco al ex presidente de la Corte Constitucional Alfredo Beltrán Sierra. El diálogo, en resumidas cuentas, giró alrededor de la inconstitucionalidad del trámite del referendo reeleccionista, pero, entre las preguntas que respondió Beltrán Sierra, me gustaría destacar una en especial:

C.O.T.- Supongo que en su demanda, ustedes mencionan el cambio, en el Senado, de la frase que firmaron los ciudadanos que querían adherir a la campaña ¿Ese cambio es inconstitucional, ilegal o no tiene problema jurídico?

A.B.S-“Ése es, a nuestro juicio, una de las razones principales de la inconstitucionalidad del trámite. (…)”

“Inconstitucionalidad…”

Entonces, ¿sería correcta la presentación del presidente Uribe como candidato para las próximas elecciones?

Pues bien, a modo de introducción, se puede empezar por el escándalo que se desató por aquellas cuentas extrañas que presentó Luis Guillermo Giraldo, en las cuales se precisó un monto de cerca de dos mil (2.000) millones de pesos para la recolección de las firmas, y teniendo en cuenta que el apoyo de entidades privadas a este tipo de causa no debe sobrepasar los trescientos setenta y ocho (378) millones de pesos [nótese en primera instancia la diferencia entre los dos montos], el referendo estaría infringiendo la primera ley en su carrera por la legalidad, pero, lastimosamente, no sería la única.

El segundo punto en discusión, y a mi parecer el más importante, es la violación de dos principios constitucionales, en palabras de Alfredo Beltrán, el principio de identidad y el principio de consecutividad del proyecto.

¿Qué es eso? Pues bien, se conoció que el texto que firmaron los colombianos en el referendo fue: “quien haya ejercido la Presidencia de la República por dos periodos constitucionales, podrá ser elegido para otro periodo”, pero ante la contradicción que supone la expresión “que haya ejercido” con respecto a los periodos cumplidos por el primer mandatario actualmente, y por lo tanto la viabilidad de su presentación como candidato a las próximas elecciones, teniendo en cuenta el texto firmado por los votantes, los partidarios del referendo se vieron obligados a modificar la frase, [ahora, con una esencia diferente], cambiando la palabra “ejercido” por la palabra “elegido” , violando la identidad del documento inicial.

[Para la aprobación de dicho cambio se incurrieron en otra serie de faltas relacionadas en esta ocasión con la “Consecutividad” del proyecto.]

Como se puede apreciar, en el gobierno de nuestro Presidente Uribe, se ha modificado, violado y hasta pasado por alto las disposiciones de la Carta del 91, hecho bastante grave desde cualquier punto de donde se tome, y si no se toman en cuenta las leyes establecidas para regir la nación, ¿a dónde nos dirigimos? ¿dictadura?, perturba el silencio el eco de esa posibilidad, pero por ahora me remitiré a la realidad, ya habrá tiempo de especular.

Entonces, para finalizar, me surge una inquietud, ¿vamos a re-reelegir a un presidente, rodeado de anormalidades en cada uno de sus procesos, para que comande los destinos esta nación ya perjudicada por la corrupción?

La corte constitucional tiene la última palabra sobre este aspecto, y en cierto modo

“Se espera que honre el principio de imparcialidad y el mandato legal y constitucional de independencia que se le imponen en el ejercicio de sus funciones.”
Alfonso Beltrán Sierra.

Share

Anuncios
Posted in: Opinión, Política