Que tod@s podamos opinar

Posted on septiembre 22, 2009 por

2


Por Mockinpott

¿Quién opina? ¿Quién tiene derecho a opinar? ¿Hay opiniones más valiosas que otras? ¿Somos privilegiados quienes podemos escribir en este y otros espacios? ¿Acaso somos nosotras personas serias, letradas, concientes, jóvenes, creativas, conocedoras (sea lo que sea que usted entienda por estos términos) quienes tenemos derecho a opinar?

Si queremos construir un espacio de opinión, todos y todas tenemos derecho a ser parte de él. Esto incluye a las personas que usted puede amar, odiar, intentar ignorar o sencillamente a quienes no alcanza a ver, conocer o escuchar (obviamente usted tambien esta incluid@). Incluye mujeres, jóvenes, homosexuales, bisexuales, transgeneristas, heterosexuales, ancian@s, niñ@s, estudiantes, desertores y desertoras escolares, desemplead@s, loc@s, hippies, metaler@s, punker@s, emos raper@s, skinheads, guerriller@s, paramilitares, víctimas, campesin@s, pobres, ric@s, gobernantes, gobernad@s, am@s de casa, emplead@s del servicio, religios@s, agnóstic@s, feministas, anarquistas, partidistas y olvidad@s.

Sin embargo, no se puede afirmar algo así sin dar un contexto donde estamos trantando de expresarnos. Hay opiniones en nuestro país que vienen acompañadas de arremetidas violentas. Éstas con visos iluminadores pretenden expandir su visión o su rebelión asesinando (o haciendo cosas peores) a quienes se resisten a adoptar sus principios. También hay otras que han dominado los debates públicos dejando a un lado las voces que consideran opuestas. Incluso espacios que se consideran alternativos y recios defensores de la libertad de expresión resultan excluyentes y violentos, es el caso de la ‘escena’ del rock colombiano que sigue empeñada en rechazar a l@s emos.

Siendo así, podríamos señalar algunas posiciones que más que opinar han adelantado iniciativas violentas que atentan contra aquell@s que consideran despreciables (fuerzas militares, paramilitares y guerrilleras, instituciones estatales, skinheads, pandillas, etc.), y otras perspectivas que han sido privilegiadas en espacios de debate público y que imponen su visión hegemónica (hombres, letrados, rolos, paisas, la iglesia católica, iglesias cristianas, heterosexuales, gobernadores, ric@s, etc.).

Quiero entonces, en mi primera entrega a este espacio, ceder un poco de él a una opinión ajena en forma de poema. Una voz tan digna y valiosa como la de cualquiera de los que llenamos estos espacios. Una posición que no tiene un espacio privilegiado donde presentarse ni busca imponerse de forma violenta.

PANDEMIA

-Por A. Ladino-

Ayer me dijo un niño

A pesar de ser inocente

El señor NEOLIBERAL

Hoy es pandemia latente

Nos impone cruel el ayuno

Por ignorancia en la gente.

*

Como una fiera en acecho

Nos mete genial zarpazo

Sumiso nuestro gobierno

Nos da primicia del día

Bendigan al tío SAM

Soporten bien la agonía

Nos faltan quinientos años

Para despejar la vía.

*

Yo vengo de la provincia

Con enjalma y sin aparejo

Falta mucho por hacer

Me lo dice el gringo necio…

¡Mestizo americano!

Te compro monte y sabana

Como no sabes negociar

Ni te importa en fin la nación

Te regalo un buque viejo

Y una deuda de por vida

A ver si a costa de golpes

¡Estudias economía!

Don Ladino es un campesino desplazado a quién tuve el privilegio de conocer. Él me regalo una copia de este escrito que hoy me tomo el atrevimiento de públicar.

Share

Anuncios
Posted in: Opinión, Reflexiones