Te Tengo un Mensaje: resucitó, está vivo

Posted on abril 20, 2009 por

0


jesus-resucito

(cc)rpeschetz

Por Lumiph

No pude evitar que se me llenaran de lágrimas los ojos el Sábado Santo durante la vigilia pascual. Estaba en la parroquia que tenemos los escolapios en Medellín… hubo un momento, durante la vigilia, en el que llevaron una estatua de tamaño natural de Jesús resucitado, aquella en la que aparece sosteniendo un banderín blanco con una cruz roja pintada en él, no sé cómo más describírselos, soy algo malo para hacer descripciones, realmente.

Cuatro personas llevaban la estatua al hombro; la gente comenzó a cantar y me sentí con una gran alegría al ver cómo llevaban la estatua hacia el altar, y vi en aquella estatua, no a un Jesús pétreo, sino a ese Jesús en el que pensaba al hacer los laudes y al hacer las completas antes de acostarme; a ese Jesús que resucitó al tercer día; a ese Jesús que me escucha a diario… vi en aquella estatua al Jesús de verdad, vivo, entrando glorioso en medio de nostros hacia el altar.

Porque he de decir, como los apóstoles cuando empezaron su trabajo de predicar la buena nueva, que:

JESÚS NO ESTÁ MUERTO, VIVE

La Semana Santa no puede traer mensaje más sublime que aquel, que el Dios en el que creo, que bajó para tomar nuestra naturaleza, que murió de la manera más dolorosa posible, resucitó al tercer día… y no sigue vivo para quedarse allá arribota viendo al mundo en su palma… no, no sigue vive para eso ¿qué dios es tan ruín para dejarnos olvidados?… Jesús sigue vivo para quedarse aquí en la tierra, junto con cada uno. Él sigue vivo para acompañarnos a la universidad y al colegio; en las tristezas hondas y en las lágrimas de amor; en las caídas junto al abismo, ó al intentar lograr nuestras metas.

¿Tienes dudas de que de hecho haya resucitado? Está bien, coméntale esas dudas al mismo Jesús… te aseguro que Él no te va a defraudar… y si ni siquera de eso eres capaz, bueno, entonces yo lo haré por tí mi solitario y solitaria mates… ¿Oh, porque podrá existir desdicha más grande que pasar los días solitariamente, abandonando al que amó tanto?

Vive, y saben el porqué, porque este dios es tan extraño y particular que, a diferencia de los otros a los que le hombre mismo debe ir a buscar, éste Dios se toma la molestia de no permitir que nosotros le busquemos, sino que Él mismo nos busca, se nos topa en el camino, nos encontrará y creeremos que lo hemos encontrado, cuando en realidad ha sido Él quien nos buscó.

Vive. Y entonces no podrás pelear porque sabes que vive; no podrás odiar, porque sabe que vive; no podrás llorar ni gritar angustiosamente, porque sabes que vive.

Y entonces sólo podrás amar; y le dirás en aquel rincón de la creación en la que te encuentres, que lo amas. Llorarán juntos… todo será misericordia y paz.

Anuncios
Etiquetado: , , ,
Posted in: Opinión, Religión