En vivo: Carlos Gaviria hablando sobre ética y política

Posted on febrero 3, 2009 por

4


Carlos Gaviria

Esta imagen proviene de la página Presidencia Argentina distribuido bajo una licencia Creative Commons Attribution 2.0


El día martes 3 de febrero del 2009, el profesor y dirigente político Carlos Gaviria Díaz presentó una conferencia titulada “Ética y Política” en la universidad de Los Andes, como inauguración a la maestría de Filosofía.

Tuve el placer de presenciar el evento y decidí empezar un nuevo ejercicio (visto en otros blogs) sin precedentes en esta página: Narrar los sucesos en vivo. A medida que el orador presentaba sus argumentos, me encargué de transcribirlos (admitiendo ciertas omisiones y ligeros cambios para agilizar el proceso) y actualizar la página constamente. ¿El objetivo? Darle espacio a un mensaje bastante interesante y el acceso al mismo a las personas que no pudieron encontrarse en la universidad, pero estaban interesadas en escuchar lo que el orador tenía por decir.

Recuerden actualizar su navegador periódicamente. [La conferencia ha terminado]

[Hora de inicio: 5:00 P.M]

  • Están presentando al profesor Carlos Gaviria Díaz. Estamos en la inauguración de la maestría de filosofía en la Universidad de Los Andes.
  • ¿Es peor cometer injusticia que sufrirla? Para Socrates, es mejor sufrirla que cometerla. A esta posición hace alusión mucho más tarde Kant, al distinguir entre el político práctico y el filósofo. El primero nunca se cansa de la guerra, mientras que el político teórico entiende que para vivir en paz es necesario tener una república organizada y con enfoque pacífico.-Orador que presenta el evento.
  • Se ha ido la luz a lo cual el orador responde “Todo lo dicho está exento de saboteo”. ¿Fué algún Uribista quien apagó la luz?.
  • Acaba de empezar a hablar Carlos Gaviria (me referiré a el como CG de ahora en adelante).
  • CG: “No me gusta leer conferencias, prefiero conversar”.
  • CG: Llegué a la política por razones éticas, pero cuando llegué a la política me encontré con situaciones bastantes claras que, desde afuera, solo se puede intuir su existencia, pero cuando se adentra en la política, impresionan aún más. Por ejemplo, cuando uno percibía un comportamiento erroneo y le llamaba la atención a un compañero, el respondía con un argumento frío “¿No te has dado cuenta? Esto es la política, es distinto.
  • CG: En Colombia adquieren mayor intensidad y relevancia las falencias del sistema político.
  • Sócrates se ha preparado no para defenderse de las acusaciones de injusticia que puedan ser formuladas en su contra, sino para no cometer injusticia alguna.
  • Sócrates: Yo no conozco maestros de virtud. CG: Allí encontramos la diferencia entre el político y el filósofo, pues el segundo no se preocupa por cosas triviales, sino por donde encontrar la fuente de virtud que pueda ser enseñada.
  • CG: ¿Desde qué perspectiva deben ser juzgados los actos políticos? ¿Acaso la política es autosuficiente?
  • CG: Incluso antes de conocer su gobierno, el ser humano opta por su autonomía y su libertad.
  • CG: ¿Cómo es que en el momento actual, con el gobierno que tenemos y el presidente que tenemos, pasan las cosas que suceden, y las personas parecen no alterarse, no darse cuenta? Entre más cosas hace, parece que el apoyo de la gente aumenta. Parecen tener miedo a la libertad.
  • CG: Las personas sufren de un temor a decidir, por eso dejan y aceptan las decisiones de sus partidos políticos o de su iglesia, sin cuestionarlo, sin reflexionarlo.
  • Sartre: Ser libre significa tomar decisiones. CG: Por eso, las personas temen ser libres, pues toda decisión es una carga, y más cuando no se trata de una decisión trivial (como ir a cine o a comer) sino cuando tiene que ver con el sentido que queremos asignarle a nuestra vida. ¿Qué hacer con mi vida?.
  • Volviendo al punto. CG: ¿Cómo se siente cómodo el país con un gobierno autoritario que decide por ellos? Por ejemplo, en una democracia, no debe ser enviada a la cárcel una persona por fumarse un porro de marihuana. En un país demócratico no se puede ser autoritario.
  • CG: Para los griegos derecho, moral y política es lo mismo. La diferencia entre lo que es el derecho y la moral es del mundo actual. Cuando aristóteles escribe la política, una política y ética. Aristóteles: En la naturaleza del hombre se encuentra ya el estado, y el estado para ellos es el estado ciudadano, por tanto esa forma de asociación es buena en la medida que está de acuerdo con la naturaleza humana. CG: Por consiguiente, lo que se considera bueno debe serlo política y éticamente. Maquiavelo empieza a analizar la válidez de la política basandose en los resultados.
  • CG: Recordamos que Maquiavelo expone una política que se basa en asesinatos y actos atroces que dan buenos resultados políticos. Allí se presenta la dicotomía entre políta y moral.
  • Según Spengler: Cuando una cultura se encuentra en decadencia, otra se encuentra en ascenso.
  • CG: Es evidente que los griegos exaltaban la virtud, que es también exaltada por el cristianismo, pero esas dos virtudes son diferentes. Pues ni Ulises ni Aquiles resistirían a un análisis ético a la luz de la virtud cristiana. No podemos hablar de virtud a secas, sin analizar su significado.
  • CG: Maquiavelo, y su justificación de los medios a través del fin, puede ser justificada bajo la virtud griega.
  • CG: Los políticos no tienen tiempo de pensar. El pensamiento es un lastre en el ejercicio político. Por eso, al preguntarle al presidente si es Maquiavelista, el responderá contundemente que es cristiano. Sin embargo, sus actos demuestran que, al igual que como Maquiavelo afirmaba, el bien justifica los medios.
  • Queda pendiente una cita textual de un discurso de Uribe que no logré anotar.
  • CG: En Colombia los actos no se juzgan éticamente. Sí el presidente hace algo, eso debe ser algo bueno. Esto se debe a la falta de educación en nuestro país, donde la ética ha sido cambiada por la urbanidad, etiqueta.
  • Hablando de una caricatura de Quino, llega a la conclusión de que en el pensamiento actual no importan los sobornos, los latrocinios, las relaciones con personas dudosas. Pero si es inaceptable que se pongan los codos sobre la mesa, o que una persona no sepa usar bien los cubiertos.
  • CG: La etiqueta, en nuestro país, prima sobre la ética. La etiqueta es un remedo de ética. La ética poco se enseña. Esto traduce en ausencia de criterios éticos claros y abona una propuesta como la del gobierno actual, claro, como la gente no puede distinguir, no tiene criterio para distinguir entre lo que es plausible y lo que no. ¿Tendrán interés los grandes poderes de la nación en que la gente tenga la capacidad de distinguir entre lo justo y lo injusto? O ¿Será preferible que sean ignorantes en caso de una coyuntura como la actual?
  • CG: La ética, al igual que el conocimiento, en la política, es un lastre.
  • CG: El intelectual se ha preparado tanto que a la hora de tomar decisiones, lo piensa tanto que, en ocasiones, se queda paralizado. Mientras tanto, el político debe actuar inmediatamente, luego, preguntarse y pensar sobre lo que ha hecho.
  • CG: Soy Agnóstico. Por eso, creo que la creencia no puede ser base de la ética. Pues cuando se acaba la creencia, se acaba la ética.
  • CG: ¿No son las convicciones las que deben impulsar a un político para llegar al poder? En el éxito político está el engaño. Nosotros nos dolemos de que el candidato hace una promesa, pero luego en el gobierno no se cumple. Las campañas se ganan con trucos profundamente inmorales por engañosos. El político que pretenda ser veraz, está advocado a no tener éxito. Eso lo saben los especialistas en mercadeo, al preguntar: ¿Usted quiere sacar a relucir sus convicciones o ganar? Es una pregunta triste pero verdadera.
  • CG: En la política parece que hubiera una norma fundamental constitutiva que dice: estas son las reglas. Y el político con más éxito es aquel que pueda transgredirlas en mayor cantidad. Si esa es la política intransformable, nada podemos hacer. Pero seguimos creyendo que podemos dignificarlo, pasarlo por los valores éticos.
  • CG: Yo defiendo el estado de derecho por ser una propuesta ética. ¿Por qué? Pues el gobernante tiene limite a sus acciones. Y tiene los fines para llevar a cabo sus proyectos, siempre supervisados por la ética. Si un gobernante dice “Yo quiero constituir una sociedad donde los bienes estén equitativamente distribuidos” y otro puede decir exactamente lo contrario. Y eso es evaluable, no solo desde el punto de vista político sino también desde el punto de vista ético. He utilizado como intercambiables la ética y la moral, pero uno puede convenir y darle el mismo valor. ¿Por qué me refiero a que el estado de derecho es una propuesta ética? Limita objetivamente a los gobernantes. Esos límites contenidos en reglas que son verificables. Es evidente que entre nosotros la política y la ética andan divorciados. En Colombia, la situación vivida es lamentable y tiene que ver con el hecho de que los políticos se han desentendido de la ética, y los receptores están, en su gran mayoría, en una incompetencia para juzgar las propuestas políticas. He vinculado la ética con la educación diciendo que se enseña muy poca ética. Una cosa son los sermones y otra cosa la enseñanza de la ética. ¿Se puede enseñar la ética? Y si se puede enseñar ¿de qué manera?
  • CG: Cuando a mi me preguntan por mi profesor de ética, yo digo que mi mejor profesor de ética fue el profesor de trigonometría en bachiderato. ¿Por qué? Nunca habló de lo bueno o de lo malo, de lo pecaminoso o correcto, pero ¿qué hacía? Llegaba temprano a clase, se esforzaba por fomentar el interés. Y así era admirable, que bueno ser tan equitativo con las notas, tan puntual, tan interesado. No hemos aprendido la democracia pues nunca la hemos practicado. La única forma de aprenderla es practicándola.
  • CG: De ninguna manera se puede enseñar la democracia, si es un sistema que vale la pena, no se puede defender bajo cátedras explicatorias, sino se debe generar un ambiente, en el hogar, en los colegios, de democracia. Todo esto con unos conocimientos mínimos de democracia. Basta con mostrar resultados para que mucha gente vea atractiva nuestra propuesta democrática. Yo no creo en la universalidad de los valores, de hecho, eludo ese término, pues me parecen complicados. Cuando digo que hace falta educación en ética, no pido que se aumenten los créditos en esa materia. Ese no es el camino, toda cátedra debe tener una orientación ética y el estudiante debe captarla.
  • CG:Cuando el maestro da ejemplo, el estudiante siente la necesidad de imitarlo. Yo que no era apasionado por las matemáticas, me apasione por la trigonometría, pues tuve un profesor que no solo se preocupaba por la trigonometría, sino por demostrar lo que era un comportamiento correcto.

En la ronda de preguntas:

  • CG: Estar en la izquierda no es una contradicción a la búsqueda de la autonomía, pues las necesidades básicas deben estar mejor distribuidas y garantizadas. Es necesario que la gente tenga acceso a una educación de buena calidad, que tenga acceso a la salud, a una vivienda digna, a una alimentación digna. En esas condiciones, la persona puede ser autónoma. Una sociedad democrática se construye cuando el estado se compromete a satisfacer las necesidades mínimas de la población, de modo que se tenga un grado de autonomía.
  • CG: La universidad está obligada a enseñarle al estudiante cuales son los elementos racionales y emotivos que comprenden de la ética. Pero su comportamiento (el del estudiante) se verá afectado por su alrededor. ¿Alguien le quedará duda de que en la reelección del doctor Uribe se compraron votos si ya hay personas condenadas por cohecho? Entonces ¿Cuál es el mensaje que recibe el ciudadano? Fácil, si para gobernar es necesario comprar votos o apoyarse en grupos al margen de la ley, pues es aceptable hacerlo. Y más cuando una fuerza política tan importante es la que imparte esas enseñanzas.
  • CG: Me gusta la constitución del 91 pues me encanta que sienta las bases de una democracia y de igualdad social. Y más que fue planteada en un momento donde reinaba el caos, donde se prefirió la democracia sobre el autoritarismo. Lástima que aún no hayamos sido capaces de practicarla.
  • CG: Jamás he tenido ambición de poder. Yo llegué a la corte constitucional sin el más mínimo lobby. Yo llegué a la política por falta de carácter. Mis amigos me convencieron.
  • CG: Cuando Lucho Garzón empezó a armar un movimiento político de izquierda, me ofrecí para dar mi aporte a esta iniciativa, por la falta de algo así en Colombia, pues el Liberalismo y el conservatismo es lo mismo.
  • CG: Cuando terminé mi tarea de senador me preguntaron si sentía nostalgia y yo respondí que no. ¿Por qué? Pues es preferible la vida privada que la política.
  • CG: Para mi sorpresa resulté candidato a la presidencia, pero ese nunca ha sido mi sueño (ser presidente).
  • CG: Yo no concibo la propuesta de los derechos individuales sin una propuesta social donde los bienes estén más equitativamente distribuidos.
  • CG: Nunca he coqueteado con partidos autoritaristas. Nunca milité en el partido comunista, por diferencias de ese tipo.
  • CG: Muchas veces la gente que actúa en política no tiene conciencia clara acerca de cuáles son los fines que se persiguen y cuáles son los medios que pueden conducir a esos fines. Es evidente que entre el político y el intelectual hay una gran diferencia.
  • CG: No hay que acelerar la vida política. Al recibir esas hojas de vida que dicen que empezaron a ejercer como concejales desde los 21 años, y de ahí en adelante han trabajado en la vida pública, yo me pregunto: ¿A qué horas han leído un libro? La juventud es una época de estudiar para mejorar las capacidades y los actos que se harán una vez en la política. Una vez en la política, no hay tiempo para nada.
  • CG: Muchas veces se aparecen intereses disfrazados de opiniones en el debate político.

[Hora de cierre: 7:20 P.M]

Algunos apuntes:

  • Lamento la presencia de posibles errores ortográficos o palabras mal escritos, debido a la necesidad de actualizar constantemente y de seguir el paso de la conferencia, ciertas omisiones pueden haber pasado sin percatarme.
  • No pareció conveniente el plantear las preguntas del público debido a que pueden intuirse de las respuestas dadas por Carlos Gaviria.
  • Se han cortado ciertas partes de sus declaraciones por el bien de un argumento más claro y ágil. El posible desordén puede ser causado a la lluvia de ideas que exponía el conferencista.
  • Cualquier duda puede ser planteada en los comentarios.
Anuncios
Posted in: Especiales