Punto para el Gobierno

Posted on octubre 31, 2008 por

4


Fotografía de El Tiempo

El domingo 26 de octubre el país recibió con total alegría y jubilo la noticia de la liberación del ex representante a la cámara Oscar Tulio Lizcano, secuestrado por las Farc hace más de 8 años.

Sus familiares quienes nunca dieron marcha atrás, y quienes a pesar de las adversidades nunca claudicaron, hoy pueden volver a reír, pueden volver a experimentar esa sensación que les fue arrebatada aquel 5 de agosto del 2000, cuando Lizcanito (como suele llamarlo su esposa), fue secuestrado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), en la vereda de Getsemaní en el municipio de Riosucio.

La tragedia que sin duda había invadido a su familia no acabaría allí, pues en abril de 2006 fue secuestrado su hijo menor Juan Carlos Lizcano, quien estuvo en poder de las Farc durante 84 días.

Las liberaciones producidas anteriormente habían causado en su familia una mezcla de sentimientos derivadas del dolor, la angustia, la tristeza, la desesperación y la impotencia de no tenerlo cerca, pero sobre todo causaron gran controversia, por las pruebas de supervivencia que daban cuenta de una salud deteriorada del político.

Llevado en hamacas (pues no podía caminar), sufriendo múltiples enfermedades entre ellas el paludismo, hacían ver que su estado era realmente crítico, por eso en reiteradas ocasiones el gobierno, se pronuncio, pidiéndole a las Farc, el ingreso de una comisión humanitaria que pudiera atenderlo; a lo cual ellas siempre se negaban.

Sin lugar a dudas nos alegra enormemente su regreso a la libertad, y esperamos que muy pronto retome sus actividades, y pueda empezar con su nueva vida, una que muy seguramente siempre se soñó estando en la selva y de la cual tengo a plena certeza que no va a ser la misma.

¿Tienes algo para decir? Hazlo en los comentarios.

Si te ha gustado el artículo puedes recibir actualizaciones de Censura20 en tu correo oprimiendo aqui.

Anuncios
Posted in: Opinión, Política