El enemigo silencioso

Posted on octubre 7, 2008 por

1


Todo comenzó en de la década de los 60 cuando en Colombia empezaron a proliferarse diversos grupos ilegales como las Farc, ElN, EPL, AUC. En aquella época la ingenuidad del pueblo colombiano era tal, que nunca nadie llego a imaginarse la magnitud que alcanzarían estos grupos revolucionarios que empezaban a surgir, muchos al principios con fines extorsivos y otros con fines políticos. Nadie sabe a ciencia cierta cómo ocurrió, ni por qué paso, mucho menos por que nos tocaría a nosotros este cruel destino, lo único cierto es que es una realidad una realidad indeleble, imposible de ocultar y negar, triste para todos y muy cruel para algunos.

Así es ese es el secuestro un enemigo silencioso que reduce y acaba con la vida de las personas y las sumerge en un abismo tan hondo que muchos llegan a preguntarse si realmente hay salida. Nada justifica el horror de este flagelo, no hay argumentos políticos, económicos ni militares que valgan cuando hablamos del mayor crimen que se comete contra la degradación humana.

Es increíble ver el alcance que puede llegar a tener un ser humano en estas condiciones. Se sienten glorificados por que empuñan un arma, pero realmente detrás de esto se esconde un ser humano lleno de miedo y debilidad, que prefiere las balas a las palabras, la guerra a la paz, el conflicto al diálogo y todo porque no conoce otro camino distinto o porque la sociedad le ha cerrado las puertas a este. No cabe duda de que la violencia genera más violencia, pero como no va haber gente matándose en la selva todos los días, si diariamente nos estamos agrediendo los unos a los otros, ya sea con palabras o con gestos, o a veces con una simple mirada. Predicamos pero no aplicamos, nos paramos horas y horas en una tarima a decir lo que a la gente le gusta escuchar, todo para tratar de tapar el sol con un dedo, y de hacernos ver y creer que nada está pasando cuando en realidad el mundo se derrumba a nuestros pies.

Estamos viendo como aquello que un día construimos hoy se está desvaneciendo, y todo porque nos hemos dejado cegar, nos hemos dejado arrastrar por aquellos que prefieren mentir antes que afrontar la realidad. Las consecuencias de querer tapar el sol con un dedo son que de tanto tapar ese sol, se hizo tan grande y a la vez tan poderoso que ya es casi imposible no verlo y sentirlo, como destruirlo es un interrogante pues de tanto huirle y esconderle lo único que hemos logrado es temerle y que cuando llegara el momento que es AHORA de enfrentarlo no sepamos cómo reaccionar ni qué hacer, pues fuimos víctimas de nuestro propio invento de querer ver que nada pasaba.

Ante las palabras los hechos y ante la realidad ¿Qué?, el miedo, la cobardía de querer seguir viviendo en un mundo de mentiras, en un castillo de naipes que terminara tarde o temprano cayéndose pues no soportara más el peso que sobre el recae.

Sin lugar a dudas las huellas de este cruel flagelo permanecen a lo largo de nuestras vidas. Despertar con ganas de vivir manteniendo una ilusión que no los hará morir, ilusión que para algunos se apaga antes de empezar a brillar, pues así como hay muchos en cautiverio hay otros que corrieron no con la suerte porque no creo que eso sea suerte sino con la desgracia de morir lejos de sus seres queridos, a los cuales seguramente hubieran deseado manifestarle cuanto los querían.

Las liberaciones que se han venido presentando durante los últimos meses, nos causan alegría y felicidad y nos producen un sentimiento de orgullo patrio, pero esto no debe opacar el drama que aun padecen y viven muchos en carne propia.

Nos alegramos por los ya liberados Clara, Luis Eladio, Pinchao, Gechem, Gloria Polanco, Ingrid, los 11 policías y militares, los 3 estadounidenses, y por muchos otros que no conocemos y que muy seguramente se nos escapan en estos momentos. Pero así como ya le toco a ellos esperamos que pronto les toque a todos. Y que la euforia por aquel extraordinario rescate no condene al olvido y a la muerte a los que aun sueñan con una oportunidad y con una esperanza de poder alcanzar la libertad.

En medio de tanta superficialidad tanto materialismo y tanta falta de sensibilidad que nos rodea debemos pensar realmente que queremos, que esperamos, en qué mundo queremos vivir y qué futuro estamos dispuestos a darles a nuestros hijos, cual va a ser el “ patrimonio” que les vamos a entregar y en qué condiciones.

Esta más que claro que la unión hace la fuerza, por eso todos nos debemos unir para luchar no solo contra este flagelo sino contra cualquier situación que atente o denigre nuestra integridad y dignidad humana.

La paz eso tan anhelado por todos y cada uno de nosotros empieza en casa, reconociendo que no somos perfectos y aceptando que debemos convivir con los demás en armonía y tolerancia, y que lo primordial a la hora de establecer o entablar relaciones humanas debe ser el respeto, el respeto por mí mismo, por los demás y por lo que me rodea por eso:

Para empezar a estar bien pongámonos de acuerdo en lo que esta mal.

¿Tienes algo para decir? Hazlo en los comentarios.

Si te ha gustado el artículo puedes recibir actualizaciones de Censura20 en tu correo oprimiendo aqui.

Anuncios
Posted in: Opinión, Política