El debate que podría cambiarlo todo

Posted on octubre 2, 2008 por

2


Sarah Palin. Republicana.

Estados Unidos, la gran potencia capitalista que lideró una guerra fría contra el bloque socialista/comunista hace unas décadas, ha tenido que implementar medidas proteccionistas en su economía para afrontar una de las peores crisis en su historia. La antes omnipotente nación ha visto su influencia en el mundo disminuir gradualmente, ha fracasado en las guerras que propició, y sus enemigos esperan con paciencia la pronta caída del principal protagonista en la historia reciente de la humanidad.

¿Hay duda de la importancia de estas elecciones? El ganador de la contienda pasará a la historia, quizás como el presidente que logró reconstruir al país desde sus cenizas, pero también existe la posibilidad de que el ganador sea el último clavo en el ataúd de una potencia agonizante.

Con todo lo anterior en consideración, es fácil entender la necesidad del electorado por analizar todos los aspectos y variables en la campaña. La Vice-Presidencia no se queda atrás.

Joe Biden. Demócrata.

Los dos candidatos a la presidencia han trabajado meses para establecer una identidad. McCain se hace llamar el Maverick de las elecciones y Obama pregona ser el reformador de Washington.

En la elección de una fórmula, el candidato demócrata optó por pedir el acompañamiento de uno de los miembros de la vieja guardia del partido, el senador de Delaware Joe Biden (con más de 30 años de experiencia en el senado y la política).

En contraparte, el candidato republicano tomó un riesgo político que causó sensación en Estados Unidos: escogió a Sarah Palin, gobernadora de Alaska. Su nombramiento inyectó un poco de vitalidad a la necesitada campaña de McCain.

Sin embargo, los republicanos se han esforzado por mantener a Palin alejada de la prensa y el acoso público, situación que ha levantado cejas y generado dudas sobre el criterio del mismo McCain para seleccionar una posición tan importante en su campaña.

Por todo esto, el debate de mañana (jueves 1 de octubre) marcará un momento decisivo para las dos campañas.

Estados Unidos y el mundo entero estará pendiente del desempeño de Palin, sin duda la menos favorecida en el debate. Si la candidata no es capaz de responer las difíciles preguntas que afrontará y permite que el experimentado Biden se aproveche de su inexperiencia, McCain se verá en graves problemas con miras a las elecciones de noviembre.

Por el contrario, en el caso de que Palin demuestre que es capaz de ser presidenta de ser esto necesario, la credibilidad del candidato republicano aumentará considerablemente y será necesario esperar a los siguientes debates para declarar un certero ganador.

En el lado demócrata, Joe Biden tiene la experiencia necesaria para despedazar a Palin en el momento que ella cometa el primer error, sin embargo, debe cuidar la forma en que lo hace, pues podría entrar en conflicto con el mensaje que Barack Obama se ha esmerado tanto en vender.

Obama ha basado su campaña en la ideología del cambio, ha contrarrestado su presunta inexperiencia con una forma diferente de hacer política: organizó un movimiento de voluntarios sin precedentes en Estados Unidos, se alejó de las grandes compañias y pusó un límite a las donaciones que una persona podría hacer a su campaña, ha procurado no atacar de manera mordaz a sus oponentes lo que le ha ganado calificativos que van desde noble hasta cobarde. En cualquier caso, la campaña de Obama ha criticado todo lo que Biden representa: la política tradicional.

Conservadores, republicanos, independientes e incluso algunos demócratas observarán con atención cada palabra y cada expresión de Biden, cualquier palabra o frase que parezca chocar con Obama puede ser empleada para cuestionar el cambio que tanto promete la campaña demócrata.

Por donde se le mire, el debate se perfila como un punto decisivo en las elecciones de Estados Unidos. Con el agravante de la potencia en descenso y el carácter histórico que tiene el futuro presidente, éste es un debate que nadie debería perderse.

Fotografías tomadas de las páginas oficiales de Sarah Palin y Joe Biden.

¿Tienes algo para decir? Hazlo en los comentarios.

Si te ha gustado el artículo puedes recibir actualizaciones de Censura20 en tu correo oprimiendo aqui.

Anuncios
Posted in: Opinión, Política